Razonamiento de mierda

Muchos de nosotros desde que empezamos en la escuela se nos hace entender en la clase de ciencia de que todos los seres humanos somos animales. La diferencia es que nosotros razonamos y que los animales simplemente hacen las cosas por instinto. Solo eso. Nosotros razonamos por ende es que somos mucho más inteligentes. Siempre esa definición me ha chocado en la mente desde que razono como estudiante. Somos criaturas más que pensantes. Razonamos. O sea… sabemos lo que hacemos. ¿No es así?

Pues eso es lo que me choca. El como dar por sentado que el ser una criatura que razona y que tiene la facultad de poder entender sus actos, somos nosotros los que tenemos el mundo patas arriba. ¡Ponte a pensar! Una criatura inteligente que provoca tanta muerte, asesinatos, contamina el lugar donde vive, hace mal, maltrata, ensucia, corroe, corrompe y lo que no daña pues lo destruye. ¿Es así como debe de comportarse la criatura más inteligente de este planeta (o de este universo – para los que créen que estamos solos).

Pregúntese usted si realmente somos inteligentes cuando vemos imagenes como esta:

Esta imagen representa un animal que no razona dándole de comer a un montón de cachorritos. Todos apiladitos, apretujaditos y mordiéndole la teta a la madre como si se la quisieran arrancar por el hambre que tienen. No obstante la madre, fuerte en si soporta lo que sea y hace de tripas corazones para que sus crías estén bien alimentadas. Si, eso lo hace un animal que está muy por debajo intelectualmente a nosotros. Una criatura que come, caga, fornica y duerme como prioridad de vida. No obstante que tremenda madre es.

Pregúntese usted, ¿Cuántas madres existen capaces de asumir semejante responsabilidad? Yo se de madres que simplemente tienen un hijo nada mas y son locos dándoselo a los papás o a los abuelos porque no pueden con la presión de tener un nene encima. Hay quienes simplemente los abortan y hasta los que los tiran en letrinas. Jum, me pregunto si la perra de la foto alguna vez se le paso por la mente dar un hijo para poder hechar pa’ lante solita. ¡Oh, pero que bruto yo! Si se me olvidaba. Las perras no razonan. También conozco varias “hijas de perra” que tampoco lo hacen.

Estas son las cosas que me ponen a reflexionar y a cuestionarme si eso de que somos criaturas que razonamos realmente vale la penar decirlo. Es más, hasta me cuestiono si vale la pena tanto razonamiento. Me pregunto si hay personas que realmente usan

solamente ese 10% de cerebro como dice el mito. Que ese 10% lo utilizan para comer, cagar, chichar y botar los hijos. Malcriarlos. Hecharlos a perder. A la mierda.

Soy una persona de poca fe pero si de esperanzas y espero que en los años que me queden de juventud ver un cambio social en donde nosotroscomo seres humanos, aquí, en esta nación almenos, nos demos a valorar un poco más. En verdad nos hace falta como individuos. ¿Por qué caer a la autodestrucción de nuestra especie? ¿Por qué? ¿Por qué hacemos esto? ¿Por qué nos esmeramos en destruir nuestra existencia? ¿La cero tolerancia? ¿El abuso? ¿El odio? ¿Bajo qué propósito? ¿Mostrar que somos los mejores? ¿Los mejores qué? ¿Los mejores inéptos? Si es así entonces si estoy de acuerdo. Nosotros si que somos animales.

Como dijo cierto jefe indio nativo-americano “Lo que ocurra con la tierra recaerá sobre los hijos de la tierra”. Palabras sabias Jefe Seatle.

Este tema fue inspirado por Mi Pana Gillito y su opinión tan acertada sobre el mismo.