Etiquetado: corage Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • merdocrata™ 2:08 pm el February 4, 2012 Permalink | Responder
    Etiquetas: 666, , , aventura, , Chower, cielo, conejo, corage, Elvis, gracias, incomprendido, lion head, , Maltés, , , pet shop, pez, , satánico, Tou   

    Elvis El Conejo Diabólico 

    Conocí a una amiga y esta amiga tenía unas fantasías locas de tener consigo unos animlitos especial. Ella me hablaba de que quería un burrito, una llama y una cucaracha ¡Ah! Pero lo que ella más quería era un conejito. Pero no cualquier tipo de conejito. No, nonono, ella quería un conejo de raza “lion head”. Los conejos lion head son como que normales pero tienen la cabeza pelúa como un león o el bicho mío. Bueno, la cosa es que yo quise en un momento acompañarla a un pet shop y hacerle pasar un momento fenomenal a ella. Tu sabes, quién sabe si con gestos tiernos la llegaba a conquistar y sabrá Dios que más. Llegó el día y fuimos a ese Pet Shop. Uno no muy famoso pero ubicado en el oeste de la isla y nos acercamos al sitio pues corrían rumores de que los famosos conejos lion head habían llegado allí. La chica estaba exitada. Por fin tendría su mascota y yo en mi mente pensando que con un conejo me daba ella su corazón y partes íntimas. Caminamos por toda la tienda en búsqueda de los conejos no sin antes pararnos en las peceras y ver que tan aburrido son los peses, vimos culebras, ratones y cuanta mierda hay pero lamentablemente no vimos el paradero de los lion head. Ella se puso triste y si ella se pone triste entonces yo me pongo peor porque entonces se me jode el guiso con la grilla.  Fue entonces cuando divisé este bello conejo de la foto que les mostraré  continuación:

    Era un conejo verdaderamente hermoso. Cabello gris, negro y blanco y unas orejotas cabronamente largas. La chica se desvivió al verlo me dijo que lo quería. Lo compramos. Ella se llevo su jaulita color violeta y pendejerías para el conejo. Esa mujer estaba tan felíz… Tanto así que cuando nos fuimos del lugar ella se despidió de mi no sin antes soltar a Elvis (así nombro al susodicho animal) dentro de su carro y conducir a su casa con el conejo en la falda sin importarle si el cabrón conejo se le meaba o cagaba encima. Su amor hacia ese animal iba más allá a los orines y la mierda. Esta mujer amaba ese animal. Su familia estaba llena de felicidad y no era para menos. Ellos son amantes de las mascotas y un nuevo miembro de la familia estaba por llegar y ser la sensación de la casa.  Yo estaba muy seguro de eso. Y efectivamente eso fue lo que pasó. Por teléfono ella me llamaba y me decía cómo es que Elvis había sido todo un querendón. Los nenes lo adoraban, su madre lo apapachaba, ella lo cargaba de allá para acá y de acá para allá. Era un amor cuadrúpedo.

    Pasó el tiempo y nos volvimos pareja y llegué a quedarme en su hogar varias veces. La pasaba chilin, chilin… bueno no les voy a menir. Hubo algo que me incomodaba. Era la existencia de un canino llamado Chowder. Chowder es arameo para “perro infernal”. Ese perro estaba más que cabrón. Ese perro jamás me quiso con cariño. Recuerdo que cuando pise la casa de mi amiga por primera vez ese perro quería comerme. ¿Era un pitbull? ¿Un Dogo Argentino? Cojones, era un maltese. Pero este maltese me jodía a mi personalmente y se ponía como un puto león. El perro estaba cabrón. Su primera muestra de cariño fue morderme un dedo el muy hijo de puta. Chowder no me simpatizó. El era un perro dos caras. A fuego con todo el mundo, ah, pero si Merdócrata anda de cerca pues me jodía porque comenzaba el caos. Ladraba feo con cojones. Era una mezcla de ladrido con chillido. Algo así como un “Ááá….áááa….ááááa…á..Á”. Me inchaba los webos.

    Un día mi amiga se va a trabajar y me deja a mi a cargo de su perro. Me dice que lo deje suelto dentro de la casa porque de esa manera no me ladraba y era más simpaticón conmigo. Tenían que conocer ese perro. Suelto venía a lamerme las manos y era tierno si es que ella estaba cerca, rápido que daba la espalda se ponía cabrón conmigo. Me mordió en tantas ocasiones, puñeta dios, estaba cabrón. Pues nada, yo le dije a mi chica que no había problema que se lo cuidaba en lo que ella llegaba. Lo primero que hizo al soltarlo y ella irse al trabajo fue correr como demente y comenzar a tumbar cosas dentro de la casa. Tenía déficit de atención con hiperactividad; súmele que tenía problemas incontinencia urinaria. En una estaba yo corretiándolo por la casa porque acababa de meterse en el baño y se había robado un poco de papel de limpiarse el culo. Corrí como demente y el se me escondía hasta que de momento mi pié patinó en uno de sus charquitos de meau caí de espaldas y me di con la mesa de la cocina fuertemente en la nuca.

    Pierdo el conocimiento…

    Me levanto y estoy acostado en la cama de mi jeva. ¿Cómo carajo llego ahí? No tengo ni puta idea los juro. Solo les puedo decir que lo que pasó después de eso ha sido una de las cosas más absurdas que he vivido en mi existencia.

    “¡Levantate  cabrón!”, me dijo la voz. Mire a mi lado y estaba Elvis al lado de la cama. “¡¿Quién carajo es?!” dije yo y el conejo me dijo “Soy yo welebicho”, tu sabes socio lo que hice, ¿verdad? Se me salió toda la mierda del intestino. Sorprendido, asustado, me quedé en shock mientras esuchaba a Elvis hablarme: “Te caíste como un pendejo tuve que subirte aquí a la cama. Oh Merdo, nececito un amigo.”, me dijo el conejito con sus orejitas caídas, “no puedo más con esta familia en especial con mi ama. Estos humanos están cabrones. Yo me la paso todo el dia comiendo mierda en mi jaulita (literalmente) y ella no me quiere dejar salir afuera porque dice que Elvis es un comelón. Porque Elvis se la pasa jodiendo las paredes y haciendo “fofi” por todos lados. Me duele de parte de ella. Porque el muy cabrón de Chowder se mea en todos lados y yo, que a penas cago bolitas me regañan o sea, jelou, ¿Cuál es el show de mi ama? Me tiene bien encojonau, puñeta. Yo no soporto mi vida…”

    El conejito se sinceró y se me trepó en mi pecho pelú y comienza a hablarme:

    “Merdócrata yo se que tu eres un cabrón y mereses que tu mujer te pegue cuernos y tus blogs son una mierda, pero eres la única persona real con quien puedo sacarme esto de encima. Chacho, te digo. Todo empezó mal desde el día uno. Soy una chica. Tengo criquita. ¿Me ves bicho? No, ¿Por qué? Porque soy nena, Merdócrata. Desde el día uno esta… cabr…. desquiciada me hace llamar Elvis. You know, Elvis, es como si tu Merdócrata te hicieras llamar Angie Rivera o un nombre así de mierda. Tu sabes, nada cool. Me gusta ser femenina. Me encabrono, me faltó el respeto. Luego la muy dick me da de comer unas mierdas ahí que son como unos palitos verdes. ¿Qué mierda es esa? ¿Dónde está el arroz blanco, las patitas de cerdo, la cerveza? jaja, dije cerveza? Ay Merdo, si yo lo que hago es tomar agua de un envase plástico y yo tengo que pasarla la lengua a un pinguito de metal ahí para que me suelte unas gotitas. Cualquier cabrón se muere de sed. Ustedes par de cabrones se ajuman en las madrugadas y se dedican a chichar y a tirarse peos. ¿Yo? Yo solo tengo que quedarme aquí solitario, moviendo mi naricita y ver a ese puto pez Tofu hacer un carajo. Yo… yo no quiero ser como Tofu… Yo quiero vivir. Quiero salir. Quiero ser libre. Merdo, por favor… haz… haz algo…”

    Las palabras del animalito me cautivaron y su silencio fue automático rápido que Chowder entró al cuarto y se acercó al conejo.

    “Merdo… a…yu…da…me… 😥  ”

    Mi corazón no pudo más, agarré a Elvis fuertemente, patié el puto perro y me lancé por la ventana del cuarto. Se le olvidó que esas ventanas son Miami. Me dolió, me cagué en D##s, y corrí, corrí rápido rápido rapidísimo. Con lágrimas en mis ojos de pena y una sonrisa tímida, Elvis se acurrucaba en mis brazos mientras yo, monte adentro me adentraba. Sentí la necesidad de amar. Supe por primera vez la importancia de salvar un animal. Quise darle la experiencia única de ser libre, de poder vivir. Quise que su mundo tuviera un sentido. Mi corazón se ponía blandito y mis pulmones a penas bombeaban aire. El corazón se me quería salir de la boca.  Bajo por la maleza, cruzo una carretera y no me percato que un hijo de mil putas conduce borracho. No me divisa y me da un cantazo bien cabrón yo soy arrastrado por la brea y Elvis vuela por los aires.

    A penas mierda puedo recordar, solo veo sangre en mis manos, las patrullas de la policía y un agente de la Defensa Civil… una carita puedo divisar al otro lado del camino. Es el cabrón de Elvis que se escondía en unos escombros que hacían en la orillita. El público aparece en la escena. Me ven cagao, meao y adolorido. Entre ellos hay un niñito blanquito, pelú y cabello ricito. Recoge a mi buen amigo Elvis, y es entonces cuando del paradero de mi compañero de viaje y fatídicas aventuras no vuelvo a saber.

    Ya han pasado 7 meses de este suceso. Me recuperé de mis heridas, mi relación con mi amiga ha estado bastante aceptable y Chowder sigue siendo el mismo hijo de perra que siempre fue. Pero cada vez que llevo a mi pareja a trabajar siempre me detengo en el mismo lugar donde perdí de vista a mi amigo Elvis. Apago el carro, me siento sobre el bonete y miro hacia el cielo rogándole a los cielos que en algún lugar  mi poco comprendido amigo haya conocido la alegría eterna.

    “¿Dónde estás querido amigo? ¿Me escuchas?” – Grito a los vientos – “¡Quiero que seas feliz!”

    Cierro mis ojos, escucho el silencio. Imagino… Imagino que en algún lugar de este mundo sus orejitas se paran y me responde mi conejito:

    "Gracias Merdo... Ya soy feliz"

    Te quiero Elvis

     
    • El Gallo 2:26 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      Diablo kbron……ese conejo…es….EVIL….ha nacido un ser siniestro!

    • Ramesis 2:37 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      Jajaja ese cantazo con la mesa te dejo mas loco de lo q estabas lol

    • Culito de pan 2:44 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      Mira al cabron perro ese le doy una pata en las bolas pa q crea en dios el diablo o buda. Pobre conejo a lo mejor conocio mejor vida en un guiso alrededor de muchas papitas. Me gusto hoy no hablaste de mierda o culos

      • merdocrata™ 3:19 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

        Me siento un poco desnudo cuando no hablo de eso. Gracias por tus palabras.

        • culito de pan 5:01 pm el febrero 7, 2012 Permalink

          Desnudo ehhhhhh

        • culito de pan 5:03 pm el febrero 7, 2012 Permalink

          Desnudo ehhhhhh

          Jni

    • coloraita 2:56 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      not like

    • El Escarabajo 2:57 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      Una de las mejores historias de amistad y libertdad desde E.T.!!!!!!

    • Morfea 3:00 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      Te estas convirtiendo en un pan de Dios……a mi los conejos me gusta mas en mole verde y los perros en tacos al pastor.

    • Pepita Gandulez 5:02 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      Para Chowder:Tres pasitos y problema resuelto. El conejo como quiera
      se jodio, otro niNo lo habra encerrado en otra jaula de mierda apestosa.

      • merdocrata™ 5:12 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

        Honestamente no sé como lidiar con este comentario. Lo que pides es algo extremo. Con la patada bastó no más.

    • Juan J.Jota 2:57 pm el febrero 5, 2012 Permalink | Responder

      Te jodistes los cojones por el puto conejo y el muy cabrón terminó en manos de un chamaquito amante de Justin Beiver;ahora si que se jodió el conejo.

    • Corinne Von River 4:17 pm el febrero 6, 2012 Permalink | Responder

      OMG! Me reí tanto leyendo este post; q vuelvo a cada rato a leerlo. Mega love it!! Una historia d animalitos siempre me alegra el día. T quedó mega bueno!

      • merdocrata™ 3:42 pm el febrero 12, 2012 Permalink | Responder

        Siempre es bueno variar las historias. o siempre estoy chichando, no siempre, casi siempre pero no siempre.

  • merdocrata™ 9:57 am el March 12, 2011 Permalink | Responder
    Etiquetas: , conflicto, corage, doméstica, , , , , , ,   

    Las bofetás se ganan 

    El siguiente artículo fue creado por una amiga muy particular llamada Kiara el cual habla de la otra cara sobre lo que es la violencia doméstica. Una vista desde los ojos de una mujer sobre un hombre maltratado. El siguiente es uno de lo más curioso pues es algo que no se ve muy a menudo en blogs, noticias, periódicos, etc y siempre he pensado en darle tiempo igual a todas las perspectivas cuando se trata de asuntos “delicados” como lo es esto.

    Las bofetás se ganan

    Por Kiara Marie

    Porque es que tengo una crítica que hacer…

    Aquí la gente se queja de la violencia doméstica hacia las mujeres, critican a los hombres y los condenan por “abusadores”…  y las mujeres, ¿No abusan?

    Antes de comenzar aclaro, (porque sé que las malas interpretaciones lloverán)  que en lo que van a leer a continuación NO estoy justificando la violencia doméstica, ni nada que se parezca.

    Si algo hay que decir de las mujeres de hoy en día es que la gran mayoría están cabronas. Yo no soy feminista, ni anti- feminista ni nada que se parezca. Soy realista y anti-pendej@s. Aquí se lamentan de que los hombres le meten una catimba a sus esposas, novias, chillas etc. pero es que el que se busca la bofetá se la busca. Les pondré como ejemplo un caso general:

    Yo siendo hombre JAMáS hubiera podido abstenerme de agredir a una mujer como ésta: La madre de mis hijos, a la que mantengo, por la que trabajo. Que no hace un divino carajo por su vida, ni por la mía y muchos menos por la de nuestros hijos. Que espero de ella AUNQUE SEA un plato de comida cuando llego de trabajar, y ni siquiera encuentro un “Buenas Noches”. Que se pasa el día dando culo en el sofá, viendo novelas, mientras están los nenes cagao’s y  la casa hecha una mierda. Que atapona la lavadora de ropa, porque lava una vez a la semana y ensucia 4 mudas de ropa diarias. Que me obliga a fregar la montaña de trastes que ELLA ensució, y que no fregó porque “estaba cansada”. Que me hace comprarle ropa cada vez que vamos a salir “Porque ya me puse la que tengo en el closet”. Que me hace gastar $200 en compra para luego decirme “No hay na’ pa’ cocinar” (Cuando cocina).  Que no me motiva ni a hacerme una paja en su nombre y que tras de todo eso me PELEA  porque quiero salir a darme par de palos con los panas o cuando llego un poco tarde del trabajo.

    Perdónenme, hombres y mujeres, pero eso no se merece una pescosá, se merece una pela. Eso está cabrón! Y es la realidad de muchos hombres hoy día, pana.

    Yo sé que hay miles de excepciones, que cada caso es diferente y que las bofetás no siempre son por lo mismo. (Que el tipo es alcohólico, que es cuernú y no la quiere con nadie más, que ella lo ama y le gusta que él le dé, etc. etc.)  Pero sé de muchos casos como éste, en los que los hombres prefieren ser sumisos, hacer lo que a ellas le dé a gana y quedarse como tremendos hijos de la Madre Teresa de Calcuta. Casos que me ponen a pensar en la pendejá que hay por defender a la mujer, pero no al hombre;  Porque si eso no es maltrato, mi pai es Gandhi. Estos casos insólitos que me hacen pensar:  “Pero que tipo más mamao!” y “Que tipa más asquerosa!”

    Yo como mujer ante esto lo que siento es verg:uenza, asco. Pensar que viven haciendo un carajo, de mantenidas, sin metas ni deseos de progreso, sin educación porque no les da la gana (y porque no pueden, aja), pariendo muchachitos pa’ coger cupones y sobretodo de coje bofetás (porque se las buscan). Si queremos demostrar que somos mujeres de verdad, dejemos este comportamiento vago, avergonzante. Porque entonces si, que me uno al corillo de la fuerza bruta y reparto pescosá yo también, pa’ que recapaciten.

    ¿Están deacuerdo o desacuerdo con Kiara? ¡Vamos! Opinen sin miedo que ella es libre pensadora y quisiera escuchar su opinión al respecto.

     
    • Tío Peluca™ 10:01 am el marzo 12, 2011 Permalink | Responder

      En mi opinión sobre el artículo yo solo podría decir que por tal de evitarme cualquier situación legal debido a rabia y el corage, mejor pido un divorcio y pal carajo, y la trataría de lejos. Una relación con una mujer así no valdría la pena ganarse unos días de prisión. Es mejor recoger los motetes e irse pal’ carajo. Si, se que hay mujeres que se las trae pero que se puede hacer uff… Bueno, por lo menos pmi pensar.

      Recoger motetes, joderla en la corte con la custodia de los nenes, y ser feliz rehaciendo mi vida.

    • Kiarilla 10:35 am el marzo 12, 2011 Permalink | Responder

      Gracias por compartirlo, brother. Me alegro que te haya gustado! En cuanto a tu comentario, pues claro que yo estando en ese lugar la hubiera manda’o al carajo. Porque no está fácil, noooo.

    • Deep_Yaas 12:07 pm el marzo 12, 2011 Permalink | Responder

      Personalmente creo que las “bofetás” no se ganan… Ni hombres, ni mujeres, ni lo que haya de por medio deben ser maltratados ni física ni psicológicamente. En un caso como el que tu describes lo que se debe hacer es buscar diálogo y mejorías, sino no las hay buscar la separación y ya.
      La idea de mantener las relaciones porque si me da nauseas, si no hay nada en la relación y en la otra persona que te haga sentir apoyada y que además te inspire, ¿para qué seguir ahí?. Y la cosa no es muy ficticia, las madres y padres solteras son apoyados por la sociedad, digo esto porque la excusa es casi siempre… “¿Y mis hijos?”.
      Sinceramente creo que estamos luchando y, en mi caso, viviendo un estadio de igualdad de género que debe ser respaldado por nuestras mismas costumbres y deseos, pero ese proceso un poco más lento. A la vez ese conjunto debe estar respaldado por personas integras y formadas que puedan tomar las decisiones pertinentes y justificadas de vivir su vida sin importar su género y sexualidad.

      Todo esto para decir… Hombres y mujeres pueden dejar de vivir así, es su decisión y es un proceso social que ya empezó… hace rato.

      🙂

    • Prometeo 4:02 pm el marzo 12, 2011 Permalink | Responder

      Una mujer así… Hace tiempo tuve la oportunidad de aconsejar a una persona con una situación similar. Si después de haber tratado todo, nada funciona que se divorcie. No vale la pena ganarse la cárcel por un elemento así y mucho menos cuando no es gradable a la vista. Con una mujer así yo ni llegaría a la casa. ¿Pa qué?

      Adelante y éxito.

    • tristemente 12:15 pm el marzo 16, 2011 Permalink | Responder

      Esto NO lo escribió una mujer. La persona que lo hizo tiene “ïssues” que no ha resuleto conla mujeres. Necesita un sicólogo, por lo menos.

      • Tío Peluca™ 9:05 pm el marzo 18, 2011 Permalink | Responder

        Te doy la seguridad que quien lo escribió si es una mujer, me consta, pero gracias por comentar 😉

    • Chela 4:15 pm el marzo 19, 2011 Permalink | Responder

      me encanta, las bofetas nadie se las merece, esa tipa dejarla pal carajo y ya!

    • Rafel 6:54 pm el abril 3, 2011 Permalink | Responder

      Claro que hay gente que se ganan un “bofeta” quien lo duda…y mujeres que se las ganan… están choretas. Pero del dicho al hecho es lo que nos hace diferentes a los que no se pueden controlar.

      Les cuento, un “Dama” recibía pezcosas y bofetas dentro del carro…mientras la gente miraban atónitos…ella estaba embarazada y hasta le mordieron el brazo, el tipo sendo abusadorrrr, ella no lo quiso meter preso, para que su “flamante” esposo no se enterara del chillerismo…de quien era la barriaga…solo Dios lo sabe….que si se ganan las bofetas…algunas se las ganan.

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar