Archivo de la etiqueta: culo

Terapia cibernética para el welebicho

La llegada del 2012 ha sido uno muy chocante para mí. Momento muy inoportunos han pasado por mi vida. Cosas que le daría pachó a cualquier hijo de puta de por ahí y que guardaría en su mente y alma, yo, Merdócrata, presento ante ustedes en forma de blogs para que me sirva de terapia para mí. Cosas que quizás pudieron haber pasado años atrás y que ahora regresan en mi mente, como momentos traumáticos y que tengo que lidiar. Yo… yo, no sé puñeta, pienso que la mejor solución es lidiar con ello por medio de una computadora con Windows 95 y mi teclado con huevitos de cucaracha entre los botones y escribir mierda para todos los hijos de mil puta que me leen, así como usted lector.

En ocasiones se debe uno de sensibilizar y la compañía de un ser humano no ayuda mucho, pero con la popularidad de las redes sociales y el anonimato que algunos cabrones adoptan (cosa de welebicho si me preguntan) podemos decir que se ha salvado la salud mental de varios hijo de puta. Pero no todo el mundo sabe como saludablemente ayudarse a sí mismo en la red. Simplemente se meten a un Twitter o un Facebook y postean ahí a lo bestia y eso, jeje, es un no no no, en serio. Un no si lo que quieres es salir airoso de ese trauma. Si lo que quieres es olvidar esa cogida de cuerno que te hizo la ex-novia tuya, a alguna mujer que te rompió el corazón o a aquella cabrona que tu dices “por qué coño estuve con ella” este post es para usted.

El internet es la esperanza del cabreado. Mucha gente desconoce los poderes medicinales de meterse a la red. Yo siempre que me conecto reviso todo lo que me llega en mi Twitter y Facebook. Me da placer que a pesar de todo lo que pase en mi vida siempre hay gente que se preocupa por mí. Quizás sean embuste. No creo que realmente se preocupen por mí pero me llena un poquito el hecho de que me etiqueten en fotos y mierdas así. De hecho tengo gente que se caga en un inodoro y me mandan fotos de sus cagadas y eso. Estas cosas me hace sentir un individuo sumamente especial. El hecho de que una mujer deje su femineidad a un lado y se cague su culo por tal  de dedicarme todo lo que comió en las pasadas 12 horas de su vida me regocija el corazón.

Igual pasa que cuando andas con una furia hipercabrona por algo que te pasó dentro del trabajo o porque tu mamá te mandó a botar la basura lo que debes de hacer es buscar a alguien a quien joder. Es sencillo. Internet es una mina de gente miserable que busca pero de a gritos que lo jodan. ¿Lo mejor? Muchacho, lo mejor es que ellos se joden solos, tu lo que tienes que hacer es simplemente “magnificar” sus errores, estupideces y hacerlas públicas al resto de la red. Ejemplo de ello podrán ver en esta imagen:

¿Dime tu si esto no te gustó? Aunque reconozco que Samantha Love se defendió de lo más bien y me resultó bastante simpático sus respuestas venideras. Lo que significa que Samantha Love es una mujer/hombre que sabe cómo recibir los troleos.

En cambio hay personas que no pueden aguantar la crítica constructiva y simplemente se salen por el techo por cosas extremadamente insignificantes. Caso de ellos es la cabrona de la Super Yadira que si le hablas de cualquier tema referente sobre qué tan bellaca es, El Chuchin o alguna referencia al Super Show se pone bien pendeja:

Regla universal para ustedes los que navegan en el ciberespacio: ¡Jamás respondan a un trol! Yo no me considero un trol pero coño a veces hay gente que me obliga a serlo. Lo piden pero de a gritos que los jodan por la red. Yo simplemente les complazco en este triste destino.

Ahora bien, ¿qué otras cosas pueden ayudar a la gente a sentirse bien en la red? Bueno, a mí cualquier cosa que me pare mi trapo de pinga me pone feliz y no hay cosa que me pone más feliz que ponerme a ver fotos de todas esas cabronas que me agregan por el Facebook. Pero no solo ver fotos, yo necesito un estímulo extra so que me dedico a revisar culo (de mujer) y por supuesto, sus tetas. ¿Por qué? Considérenlo simplemente morbo pero nada me alegra el día que estar revisando culo de esas cabronas que me agregan. Pero, pues, como casi siempre todas las putas que me agregan tienen fotos de perfil o de frente yo me conformo con verle las tetas. Si no es las tetas enteras por lo menos la raja de las tetas. Es cosa plasentera simplemente imaginarme como es que detrás de esas camisetas ajustadas se esconden esas glándulas mamarias esperando a ser mamadas por mi lengua infectada de E. Coli así sea en mi mente.

Esto es para que vean que en la internet siempre hay maneras y formas de pasarla bien. Es solo de aventurarte a esa casería de buscar un buen par de tetas o culo (de mujer).

Lo que quiero decirle a todos y cada uno de ustedes es que la vida es algo que a pesar de que sea dura y que pasemos por muchos malos ratos es completamente fácil recuperarnos. Todo es cuestión de uno saber ubicarse y darse la oportunidad. La oportunidad yo la aprovecho en la red cibernetica. No hay quién te joda realmente, solo el FBI y solo si estás en un viaje de pedobear. Pero si no te gusta bellaquear y que tu relación amorosa huela a fiscal (cosa que te recomiendo) entonces liga y mófate de los demás. ¿Quién contra ti? Y si quieres ranquearte de welebicho, abre un blog y escribe sobre toda lo que te aqueja sea en el amor, cuernos, malos ratos y tripéate toda esa mierda que te pasa, cúbrete la cara de mierda y se grande.

¡Sé un Campeón de la Vida!

Se un Merdócrata

Peace Out, welebicho.

99% de Mierda

Los otros días estaba conectado en la internet  estaba yo ejerciendo mi rol de intercomunicador con los múltiples lectores basuras y escombros sociales que leen mi blog en el Facebook, tu sabes, cosa común que pasa a diario. De momento me encuentro con este sujeto el cual me hace un acercamiento. El tipo es seguidor de uno de los movimientos que estaban bien de moda hace unos meses atrás; esa pendejá del 99%. El tipo entregado a la vaina me pide que si por favor podía yo, Merdócrata, el amo y señor de la copro-escritura, hacer una reflexión sobre eso. Yo me debo a basuras como él so que aquí vengo con mis pensamientos al respecto.

Compañeros míos. Como bien sabemos, nosotros como sociedad estamos expuestos a los cambios que suceden tanto dentro como fuera de nuestra vida  cotidiana. El ser doctor o enfermero, maestro o tecato, no detiene de ninguna manera que el mundo sigue su paso. Nosotros cada cuatro años nos toca la tarea de escoger un elenco de basuras sujetos que nos representen de buena fe en lo que nos concierne como gobierno. Personas que darán su voz, sus acciones a tomar responsabilidades por nosotros. El 99% de nosotros delegamos esa responsabilidad. Delegamos que sea una persona la que piense por ti, que tome acción por ti, que decida por ti los senderos de tu vida y de tu país.

Es por eso que usted, welebicho, está así  de jodido. Porque usted es parte de ese 99% que tiene que delegar sus responsabilidades como ciudadano a unos hijos de la gran puta que no hacen nada por este país que no sea velar por sus propios intereses. Tu clamas que ellos son unos cabrones. Que ninguno vale nada, que son sucios truqueros y pellizcabichos. Pero no todos son así de hijo de la gran puta, solo el 99% de ellos.

Lector, usted se jacta de que estos cabrones políticos son los culpables de que este país esté así, mierda, que todos los políticos del mundo son así. Que son zahoria, imbéciles que se lucran y llenan sus bolsillos de dólares a cuenta de esos puestos que le otorgó el pueblo. ¿Pero podría usted adivinar una cosa? ¿Quién escogió a ese 99% de cabrones que están en el “poder”? El 99% que salieron a votar. Sí, esos 99% de welebichos que escogieron a la misma claque de personas una y otra vez. Los mismos pillos, pichones de cabrones que lo jodieron a ustedes 4 años atrás lo escogieron de nuevo, tu sabes, por el hecho de que era supuestamente lo mejor que había en la papeleta. Con la falsa premisa de que era “lo mejor entre lo peor” o “lo menos malo en la papeleta”.

Usted está indignado, está cabronamente dolido. Pero puñeta, no te quejes de que te trataron mal esos 99% de políticos. No compañero. Usted escogió a esa claque porque quiso. Porque esos 99% de políticos les dieron por contratar a 99% de empleados con puestos redundantemente políticos también para poder saquear el país a gusto y gana bajo sus propias narices. Quizás usted piense que esa no eran sus intenciones cuando usted salió a votar ese noviembre. ¡Pero hey! ¡No sea imbécil! ¿Esperaba algo mejor? ¿Honestamente? Yo solo justifico su voto si usted  estaba conciente de que los cabrones que venían al poder venían con las intenciones de robar, truquear y joderte como más pudieran. Si usted era así de masoquista y querían que políticamente le dejaran a usted y sus principios con el culo como boca de payaso entonces, en hora buena. Este post no es para usted. Porque usted está claro. Está en lo correcto. Usted es 1% dentro de esos 99% de mamabichos que querían cambios pensando que lo mejor para llevar prosperidad a su país era votar por los mismos imbéciles de siempre. ¡Tremendo!

¿Pero qué se puede esperar de una sociedad en donde la gente entiende que democracia es votar por unos personajes políticos cada 4 años? Vaya, tremenda democracia. Democracia verdadera sería la oportunidad de bajar y trepar al que te ronque los cojones cuando y donde sea. De decirle basta a ese político que te está funcionando mal y botarlo a la mierda para colocar a una persona nueva. Y hablando de personas nuevas, ¿cuántos nuevos usted ha visto por ahí? El 99% de las veces que prendo la computadora y dejo de ver porno (cosa rara) me meto a las páginas de noticias del país, sea El Nuevo Día, Primera Hora, El Vocero y todos los protagonistas son los mismos de siempre. Los mismos de siempre que un 99% de cabrones votó por ellos.

Es por eso que creo que el 99% de nosotros los boricuas nos deben de dar por el culo. Porque somos pendejos. Porque no tenemos la babilla de ser valientes y velar por nuestros propios intereses. Yo me la paso hablando de culo y mierda todo el día con ustedes pero la verdad es hija de Dios y hermana mía. Cabrones, porque si ustedes tienen los cojones de matarse por marihuana, cocaína, pastillas y armas tienen que tener igual de cojones de matarse por su patria por su país. Porque el 99% de la droga te la metes por vena y nariz, pero la patria no te la puedes meter por el culo.

¡Indígnate 99%!

Sir Mix-A-Lot: Profeta del Culo

Yo siempre he pensado que no hay nada más bello que la mujer. Quizás sea una criatura un tanto ingenua y llena de pendejases sin importancia en la mente (ya tu sabes, pintarse el pelo, color de las uñas, seguir lo último en la moda, etcétera) pero lo que si puedo admirar de una mujer es su cuerpo. Soy hombre y es mi deber reconocer el cuerpo de una mujer. Por eso tengo este blog, no para hablar mierdas de ellas necesariamente, porque yo atesoro la mujer, en serio, aunque me hagan mucho daño a veces las muy arpías. Pero la verdad es hija de Dios y hermana mía. Las mujeres son algo que no podemos dejar de vivir. Son como una puta necesidad. Como la puñeta que uno se hace para poder dormir tranquilo. Así son las chicas. Una necesidad.

Pero hay un hombre muy especial que le hace Oda a la mujer. Un hombre que es más que un hombre. Este tipo es un profeta. ¿Su nombre? Sir Mix-A-Lot: Un profeta del culo. Hay que rendirle culto a este tremendo ser humano. Yo lo considero simplemente al nivel de otros buenos profetas como El Cano Estremera, Avelino Muñoz Stevenson, Johnny Ray y Jesús De Nazareth. Nada ni nadie le rinde tributo a la mujer como Sir Mix-A-Lot. Siempre pensando en el sexo femenino de una forma sutil. Sus letras, su vernáculo florido alagan de una manera sutil pero a su vez precisa a estos engendros del pecado a la que llamamos mujer. ¿Pero quién carajo es Sir Mix-A-Lot te estarás preguntando, no? Te refresco la memoria, welebicho.

¿Te recuerdas? Ah, apuesto de que sí. Ahí tienes palabras del Evangelio del Culo escritos por Sir  MIx-A-Lot un hombre que si sabía de culos (de mujer). Porque muchos dan alagos del cuerpo femenino, otros escriben poemas de amor, cartas, piropos sanos y pendejos, pero Sir Mix-A-Lot, ese hombre es otra liga. El te habla de culo tal y como es. ¡Repasemos sus palabras de luz en la canción sacra escrita y recitada por el susodicho llamada Baby Got Back:

“Baby Got Back”

[Intro]
Oh, my, god. Becky, look at her butt.
It is so big. *scoff* She looks like,
one of those rap guys’ girlfriends.
But, you know, who understands those rap guys? *scoff*
They only talk to her, because,
she looks like a total prostitute, ‘kay?
I mean, her butt, is just so big.
I can’t believe it’s just so round, it’s like,
out there, I mean – gross. Look!
She’s just so … black![Sir Mix-a-Lot]
I like big butts and I can not lie
You other brothers can’t deny
That when a girl walks in with an itty bitty waist
And a round thing in your face
You get sprung, wanna pull out your tough
‘Cause you notice that butt was stuffed
Deep in the jeans she’s wearing
I’m hooked and I can’t stop staring
Oh baby, I wanna get with you
And take your picture
My homeboys tried to warn me
But that butt you got makes me so horny
Ooh, Rump-o’-smooth-skin
You say you wanna get in my Benz?
Well, use me, use me
‘Cause you ain’t that average groupie
I’ve seen them dancin’
To hell with romancin’
She’s sweat, wet,
Got it goin’ like a turbo ‘Vette
I’m tired of magazines
Sayin’ flat butts are the thing
Take the average black man and ask him that
She gotta pack much back
So, fellas! (Yeah!) Fellas! (Yeah!)
Has your girlfriend got the butt? (Hell yeah!)
Tell ‘em to shake it! (Shake it!) Shake it! (Shake it!)
Shake that healthy butt!
Baby got back!

(LA face with Oakland booty)
Baby got back!

[Sir Mix-a-Lot]
I like ‘em round, and big
And when I’m throwin’ a gig
I just can’t help myself, I’m actin’ like an animal
Now here’s my scandal
I wanna get you home
And ugh, double-up, ugh, ugh
I ain’t talkin’ bout Playboy
‘Cause silicone parts are made for toys
I want ‘em real thick and juicy
So find that juicy double
Mix-a-Lot’s in trouble
Beggin’ for a piece of that bubble
So I’m lookin’ at rock videos
Knock-kneeded bimbos walkin’ like hoes
You can have them bimbos
I’ll keep my women like Flo Jo
A word to the thick soul sisters, I wanna get with ya
I won’t cuss or hit ya
But I gotta be straight when I say I wanna *fuck*
Till the break of dawn
Baby got it goin’ on
A lot of simps won’t like this song
‘Cause them punks like to hit it and quit it
And I’d rather stay and play
‘Cause I’m long, and I’m strong
And I’m down to get the friction on
So, ladies! {Yeah!} Ladies! {Yeah}
If you wanna roll in my Mercedes {Yeah!}
Then turn around! Stick it out!
Even white boys got to shout
Baby got back!

Baby got back!
Yeah, baby … when it comes to females, Cosmo ain’t got nothin’
to do with my selection. 36-24-36? Ha ha, only if she’s 5’3″.

[Sir Mix-a-Lot]
So your girlfriend rolls a Honda, playin’ workout tapes by Fonda
But Fonda ain’t got a motor in the back of her Honda
My anaconda don’t want none
Unless you’ve got buns, hun
You can do side bends or sit-ups,
But please don’t lose that butt
Some brothers wanna play that “hard” role
And tell you that the butt ain’t gold
So they toss it and leave it
And I pull up quick to retrieve it
So Cosmo says you’re fat
Well I ain’t down with that!
‘Cause your waist is small and your curves are kickin’
And I’m thinkin’ bout stickin’
To the beanpole dames in the magazines:
You ain’t it, Miss Thing!
Give me a sister, I can’t resist her
Red beans and rice didn’t miss her
Some knucklehead tried to dis
‘Cause his girls are on my list
He had game but he chose to hit ‘em
And I pull up quick to get wit ‘em
So ladies, if the butt is round,
And you want a triple X throw down,
Dial 1-900-MIXALOT
And kick them nasty thoughts
Baby got back!

(Little in the middle but she got much back) [4x]

Que palabras tan bellas… ¡Qué profundas y llenas de mensaje!  Les digo, es rar l a vez que de tanta persona pueda aparecer tanta elocuencia para referirse al culo de una mujer. Yo tengo a este sujeto reguindado del corazón. Esto me pone a reflexionar. A veces cuando vemos a una mujer lo primero que hago es fijarme en sus tetas, sean grandes o pequeñas, puntiagudas o redonditas para luego entonces mirarle a los ojos. Las tetas son el otro rostro de una mujer. Peco de esto, lo digo, me fijo mucho en las glándulas mamarias de cualquier puta, cabrona, cochofle que me encuentre de enfrente. No obstante dejamos por desatendido el culo de una mujer.
El culo de una mujer es algo hermoso. Es que es algo que viene de todas formas tamaños y … bueno, y tamaños. Es Sir Mix-A-Lot el hombre que explota esta belleza y lo lleva al público; un público enfermo, sexualmente dotado y con ganas de meter pinga como lo son los afroamericanos allá en los Estados Unidos de América. Sir Mix-A-Lot sabe que los negros les gusta el culo. Quería llevar el mensaje. Que el culo es bello. Que el culo es hermoso. Con la ayuda de MTV y la televisión por cable y satélite el señor Mix-A-Lot expone su producto ya no solo a los negros sino a otras basuras raciales e  internacionales llegando hasta la basura caribeña: Puerto Rico.  Es a mi entender que gracias a este gran ser humano que muchos exponentes del rap y evolucionando al mierdatón que tanto amamos en la isla.
Exponentes nacionales como Las Guanábanas Podrías, Nico Cánada, Lito y Polaco y otros más del género tomaron partida de esto y querían llevar el honor de sus madres a los medios de comunicación. El amor al culo lo es todo. Canciones como estas salieron honrando a la mujer y a su hueco anal.
Lo que lleva todo esto a reflexionar sobre ese gran aporte que nos ha dejado el legado de Sir Mix-A-Lot a nosotros, como puertorriqueños, como cabrones que vivimos esos noventas como ningún otro. Década en donde a la mujer se le trató con mucha ternura, con la ternura que se le da a una puta, claro está. ¡Pero qué carajo! Somos hombres. Nadie las mandó a ellas morder del fruto prohibido jeje. En resumen, gracias Sir Mix-A-Lot por todo lo que nos has traído. Haz llevado a nosotros la luz, de que detrás de una buena mujer con unas tetas mastodónticas o como espinitas de welebicho de 15 años, hay un culo cabrón, digno de admiración, digno de un azote y un maltrato.
¡Oh Salve Sir Mix-A-Lot! Nosotros los Bellacos te Saludamos!

El hombre real: Un Puerco Bello

Primero que todo quiero empezar hablándoles diciendo que muchas gracias por su apoyo al blog de su buen amigo inexistente, Merdócrata. Nunca supe que hablar mierda sobre mi vida y tratar a las mujeres como objetos sexuales y eso me iba a traer tanto triunfo en la vida. Desde el fondo de mi corazón, siendo lo que soy yo, un ser híbrido entre miera y hombre, gracias. ¡Gracias Pueblo de Puerto Rico! ¡Gracias Internet! Me han demostrado qué tan basura todos y cada uno de ustedes han sido, son, y han de ser. De veras gracias. Dejando la lambonería a un lado quisiera hablarle a ustedes de un tema muy particular pues esta es la primera Navidad que tengo con ustedes y creo que es pertinente traerlo a colación en especial.

Ustedes saben que durante el período navideño nosotros tenemos una fokin mala maña de decir estupideces para queda bien con la gente que nos importa y no me refiero solamente a nuestra familia, que se joda la familia, me refiero a las personas que realmente amamos por ejemplo las mujeres y toda esas mierdas con vagina. Y nosotros los hombres por pendejos nos da por decirle a ellas que este diciembre y lo que queda de enero, las octavitas y esa mierda estaremos atentos a velar por nuestro peso y comer menos. ¿Velar por nuestro peso? ¿Comer menos?

Nosotros somos hombres, no mariquitas. Un hombre de verdad no necesita de jamás y nunca velar por nuestro peso.  Me refiero, a que vamos, los hombres de verdad no nos importará como nos vemos. Cuando una cabrona de estas se moleste por como nos vemos entonces es hora de darle un giro de 180 grados ponerla en 4 patas y darle por culo antes de mandarla a la mierda. La verdad es hija de Dios y hermana mía. Los hombres nacimos para ser puercos. Un hombre tiene que importarle un bicho lo que dicen los demás en especial su mujer. ¿La mujer tuya te conoció siendo un puerco, gordo y sebao? Entonces que se acostumbre. A poco ella le gustaría que le estuviésemos jodiendo por estar una puta hora completa tratándose de ver “ricas” aunque sean unas putas vampiros chupa sangre, chupa pinga y chupa dinero. ¿Verdad?

Ellas no tienen resoluciones de año nuevo y en las navidades quieren siempre verse bellas y entonces demandan de sus maridos, esposos, chillos o concubinos que se vean radiantes. El hombre radiante se ve al natural. ¿Cómo es un hombre al natural? Lechón, barbú, lechón, barbú y lechón, ah y también barbú. ¡El pelo en el pecho es completamente obligatorio! Si tu mujer quiere que te veas lindo y radiante entonces que acepte lo que está con ella: UN HOMBRE.

¿Y si quieren que te afeites y toda esa mierda porque quieren que te veas bello? Muéstrele el dedo del medio, mírala a los ojos y dile un buen “fuck you”, yo siempre lo hago. Yo no tengo barba porque tengo mierda por rostro pero tengo el bicho como un puto nido de comegén. Pelú con cojones. Oloroso. Oloroso a hombre. A las jebas mías las pone bellaca. ¡Ninguna se queja! Ni se quejará.  De hecho la Biblia dice en Timoteo, 2:11-12:

«La mujer aprenderá en silencio, con toda sumisión. No le permito enseñar a la mujer, ni que domine al marido, sino que permanezca en silencio.»

 

Pero si jode que una mujer demande que te veas bien más jode un hombre que se deje influenciar por eso y le haga caso a su mujer. A tí cabrón mi descarga. Cabrón, aprende a ser lo que eres. Eres hombre. ¿Quieres una vaginita? Cortate la pinguita y con un cuchillo hazte un tajo entre las patas, pedazo de mierda. Digo, si lo que te gusta es cagar pa’ dentro pues te lo respeto. Yo soy el primero en defender el derecho de los maricones. Pero si tu dices ser hombre entonces demuéstralo dándole pichón a esa parga. Sé cómodo. ¿Acaso han visto a Osvaldo Ríos, educador de mujeres por excelencia, lloriqueándole a una mujer pidiéndole cacao? Claro que no, porque ese macho completo sabe cómo tratar a su mujer, con cariñitos de correas de cuero y almuerzos de sanwiches de nudillos.

No estoy diciendo que a la mujer se le debe de pegar, nada de eso, tu sabes. Solo digo que cuando se es hombre hay que tener las prioridades claras en la vida. Primero hombre, luego el carro, luego el perro, luego una cagada en el baño, luego un Baconator triple carne de Wendy’s, luego otra cagada, otra limpiada de culo y entones tu mujer. Digo, esto se los digo para que no digan que solo lo que escribo aquí es mierda y verborrea cibernética. Lo hago porque los amo mucho, en serio, como un cáncer en el bicho.

En resumen, cuando la mujer lo tilde de puerco, sucio y abandonado dígale que se vaya al carajo, que el ser hombre le da a usted un poder bien cabrón, el poder de ser todo un lechón, absurdo y obseno. Alabe su vida de mierda, vea porno, paguese unas putas y viva, viva ese honor de tener ese apéndice colgándole entre las piernas.

Usted tiene bicho, ¡usted es Hombre!

Orgasmo: ¿Necesidad en la relación sexual?

Estaba conduciendo a las millas del chaflán, como a unas 90 millas por hora por la autopista de San Juan a Ponce con un guille cabrón y me estaban mamando el bicho bien cabrón tremenda hembra. Esto me motiva a reflexionar, ya tu sabes, porque soy un tipo con un pensamiento fluido. Deje de pensar de culos (de mujer) y me dediqué a pensar en otras cosas más importantes. Pensaba en qué carajo iba a pasar cuando llegara al apartamento de la chica con quien salía. Ustedes saben que soy un bellaco y que meter el bicho por un roto femenino es algo que me define como hombre y que me llena de una paz interior bien cabrona. No obstante este post no es tanto sobre mí, sino sobre todos nosotros, hombres o mujeres. Es una interrogante que tengo, pues ustedes saben que soy un tipo curioso y escribo mierda por escribirla. Me maman el bicho y me pregunto: ¿Es necesario venirse para poder disfrutar de un buen sexo?

Me explico. Algún día llegaré a viejo y el bicho mío, mastodóntico por cierto, no se me volverá a parar más nada y estaré obligado a comprarme un “car seat” para dejarlo ahí mientras conduzco lloroso y pensativo recordando mis tiempos de juventud en donde meter y sacar era obra diaria en mi vida. El llegar a mi casa y satisfacerme con mordisquearle los pezones a mi mujer, con sus senos caídos y arrugados y buscando una corteja que seguramente me estará chupando el buen vivir diciéndome que me ama y mierdas así. ¡Yo no quiero llegar a vivir una vida así de mierda! Yo no quiero estar perceado pensando en que seré un toribio de la vida y que mi mujer se busque otro macho mientras yo tengo  una corteja. Yo creyendo que la estoy jodiendo y ella coronándome y asiéndome cabrón. Por eso me pregunto, ¿Qué tan importante es el orgasmo? ¿Vale la pena obtenerlo?

A mi me gusta tener orgasmo. Hacerle un facial a la mujer que amo y rellenarla de calcio con mi saca-peo es una bendición y toda la pendejá. Valoro venirme. Me da paz interior y toda la mierda. Apuesto que a mi chica le gustará, supongo. Siempre que salgo con una cabrona y me les vengo dentro siempre exclaman un “Thank you, Jesus” o se encomiendna a Dios y dicen una cosa como “Ay Dios mio que rico” junto a un “Merdo hazme mierda, hijo de puta”. Cosas que me ponen la pinga como el puto cohete Challenger antes de explotar en la atmósfera. ¿Pero nadie le a pasado eso de pasar un momento cabron de pura chichadera, durar horas y horas sin venirte y sentir placer tras placer por tiempo indefinido? Yo he vivido la experiencia. Francamente me gusta. ¿Es importante venirse? Bueno, pa’ mi que según el caso. Hay personas que entienden que el venirse marca una conclusión al echar un polvo. Es como cuando tu narras una historia: Besar la chica es la introducción; tocarle las tetas y sobarle la crica encima del panti, contenido; metérselo y abofetearle la cara con tu tranca, punto culminante; orgasmo, conclusión. Así lo veo yo. Quizás suene pendejo pero así es como me visualizo esta pendejá. Introducción, contenido, punto culminante y conclusión.

¿Pero vale la pena que toda historia tenga una conclusión? Hay veces que las cosas se hacen más divertidas si duran mucho. La interrogante. ¿Qué pasará luego? Dejar una mujer con más y un desempeño pobre ha de ser un asco bien cabrón, pero me pregunto, ¿sería divertido dejar a una mujer bien complacida y bien bellaca a la misma vez? Sería lo mejor de dos mundos claro está. Que la dejes hecha mierda en la cama, como la puta gelatina temblando de orgasmos y uno aún sin venirse y darle fuete y fuete y más fuete y parar de momento y decirle “mami, si quieres más, sabes donde buscar”, y acostarte a dormir y ella que se pregunte “¿Este tipo es un ser humano? ¿Estoy chingando con Robocop? Parese un robot”. Sería lo  ideal. Yo tengo la facultad de atrasar mis orgasmos lo más que pueda. Auto-Desmotivarse. El pensar en cosas feas: Sopitas Lipton sin un huevo dentro, el culo de Arango, Papo Christian agarrándote el bicho.

¿Pero se sentirá la mujer cool con eso? ¿Realmente se sentirá que tiene un hombre insaciable? ¿Hasta que punto ser insaciable se vuelve algo positivo a algo negativo o a la inversa? Una mujer o cualquier persona puede ver el tener una pareja que quiera más, más y más y sin venirse como una pareja que sea fogosa, entregada a la pasión. Pero pueden ver esto como una señal de insatisfacción. Puede llegar a preocupar. Así que no sé. ¿Qué me dicen ustedes? Durar un montón y dar largos momentos de placer o darle una conclusión con una muestra de satisfacción luego de 15 minutos de sexo sucio y orgásmico? ¿Qué haces para poder venirte a gusto y complacer a tu pareja? Gracias a Dios que para venirme solo tengo que pensar en Steven Seagal rompiendo un brazo, sino, no se en qué boquete sexual estaría en estos momentos.

Gracias Steven, mi bicho te lo agradece.

Paella de Mierda, Olé

Les quiero contar una historia que me pasó en la vida real y que si no me creen me importa un bicho porque así soy yo, Merdócrata, el que no perdona y le importa culo lo que ustedes piensen. Hace unos post atrás les hablé a ustedes de mis aventuras a principios de los noventas y la vaina que me pasó en ese año 1992. Pues mi historia de hoy va igualmente a esa etapa de mi vida de principios de los noventas, más específicamente 1992, donde yo simplemente la pasaba cabrón. Por lo contrario que pasa con los mierdas que me leen en este blog que deben de tener 13 o 14 años o una pendejá así, yo en esa época era un muchacho bastante jodedor. Tu sabes, yo estaba en na’. Me importaba bicho todo lo que pasase en mi vida en especial lo que es la vida amorosa. El amor, pensaba yo en la época, no era otra cosa más que un riesgo que no quería experimentar y es por eso que me dediqué a pichar  al amor. Bellaqueo es lo que quería y en lo que me distingo. Digo, no tenía nada que perder. Era un hombre soltero so que era una arma sin inscribir y andaba seguro de vaciar el peine. Era un sujeto dispuesto a hacer lo que fuese por tal de echar un polvo. Para muchos, quizás eso no es lomás importante de la vida pero para mí la crica si. Me volvi inmune al amor y vulnerable al bellaco. Yo no valía nada. Me volví aventurero.

Luego de ese fracaso que tuve con esa chica con quien quería salir y tenerle pánico a tener unos futuros hijos anormales y una pensión vitalicia, huí de esa relación y me juquié con otros menesteres. Botaba el dinero en lo que fuera. Me encantaba los casinos, ir al cine, la playa, chichar, e ir a la iglesia, pero perdería más sexo desenfrenado que la Salvación Eterna. Cualquier distracción era buena a la hora de hechar un polvo. Me recuerdo que una vez que yo estaba en un hotel de San Juan, si no me equivoco era el Cerromar, estaba jugando Blackjack versus una puta extranjera de nacionalidad creo que argentina. Estaba rica y super chichable y con ella tuve una conversación amena y luego de 6 horas rompiéndole el culo mentalmente junto a 2 horas de rompiéndole el culo literalmente en mi habitación, llegué a la conclusión de que tenía que salir de esta mierda de isla 100 x 35 lleno de corvejos y que merecía expandir mi mundo. Es entonces cuando me hice de la idea de planificar, junto a unos panas, la idea de sacar un dinerito para irnos de viaje para nada más ni nada menos que a La Madre Patria, España.

Soy un tierra. Y como tierra al fin necesitaba de la compañía de panitas igual de tierras que yo y como Mel Gibson no estaba disponible me llevé a mi buen amigo Escarabajo, mi hermano de toda la vida el cual siendo un labioso y comía hasta cartón mojau se apuntó al viaje para España. El resto de los cabrones que me dijeron que venían conmigo se rajaron a última hora tal y como pasa con los charros traicioneros y de poca palabra que me rodean. Pero a la mierda, con Escarabajo me conformo, que se joda. Anyway, nos fuimos un viernes y llegamos al otro día prácticamente al aeropuerto El Prat en Barcelona. Cogimos el día completo para descansar cosa de que por la noche pudiéramos vacilar y efectivamente eso hicimos.

Conectamos con par de jebitas , tu sabes, quizás no era la cabronería que pensábamos de principio pero que carajo, chocha es chocha ¡y cómo gozamos, mi gente! Escarabajo conectó  con esta tipa que tenía un bebe y el marido era fan del futbol y pero el era un cleca y Escarabajo le dio tremendo gol de pinga en esa jaiba que aún desconozco si tiene un hijo bastardo en Barcelona de esa cabrona. Yo, el Merdo’ estaba entretenido dándole cerceza a un perro chiquito. Nada como ver un perro borracho tratándose de oler el culo el mismo en círculos. La doña comenzó luego de tant bellaquera a hablarnos sobre una hija que tenía llamada Amanda. Si, me acuerdo bien, Amanda y que era un ser humano especial, tan especial como su matrimonio y cosas así. Yo suponía que si su matrimonio era tan importante como su hija, entonces, esa hija tiene que ser tremenda mierda.

Pero que se joda, pa’ lo que yo traje, me dije yo, pues indagué un poco sobre la cochofle de hija que tenía la espanolita esta. Me contó que ella se dedicaba a promociones, que era toda una publicista y jodiendas así. tu sabes, la vendió como si fuera la última Coca-Cola del Desierto así que asumí que eso tenía que estar cabrón. La puta esta llamó a su hija a su trabajo, le dijo que tenía visita y dijo que uno de ellos era muy guapo, supongo que se refería a mí por supuesto, so que aguanté con ganas férreas ver esa hembra. Le dije a Escarabajo que prefería esperar a la muchacha en las escaleras de su casa y que con mi labia me la quería follar tu sabes, sea como sea esa tipa. A veces pasa que cuando uno está bellaco esa mierda de que sea linda o fea simplemente sobra. Le dí la orden de que se clavara esa doña mientras que yo esperaría a la chica y que me la quería llevar donde fuera. La doña me da una ligera descripción de la muchacha: ojos verdes aceituna, blanca, pelo castaño lasio, bajita, pequeña cicatriz cerca de la ceja izquierda. Yo en mi mente me estaba preparando y sí que lo estaba. Esperé media hora hasta que llegara esa chica y cuando me la presentan formalmente luego de yo tasarla… ¡Ay Dios mio! Esa voz tan delicadita, qué femenina. Esta mujer era divina. Ese acento me ponía bellaco también. Cocos pequeños pero firmes, cintura pequeña, trasero firme. ¿Qué más se puede pedir? ¡Que se acueste conmigo, obvio! Esta mujer era una mujer conversadora pero que a su vez me reflejaba cierto tipo de ignorancia de la vida. Supongo, porque ella tenía como unos 22 años pero de capacidad como de 15 tu sabes, mente de pollo para temas en particular el cual contrasta con la profesión que tiene. ¡Presa fácil! Le tiré par de fresquerías de las mías y creo que eso más la cosa de que era un sujeto exótico causó que una cosa llevara a la otra y luego de 13 cervezas de esas nacionalizadas españolas que compramos Escarabajo y yo para vacilar, en donde ella me demostró que tenía hígado para no ajumarse y yo demostré que era un welebicho que no sabía beber, esa mujer me agarra el bicho y me invita a su cuarto.

¿A su cuarto? Jum, pensé yo, tu sabes, eso me evita el tiempo y dinero que tenía que gastar para poder echar ese polvo, aunque la verdad, es que para esos tiempos todo se hacía en pesetas españolas . Aunque bueno, que se joda. La cosa es que yo me preparaba para salir a bellaquear afuera y que las cosas se tardarían un poco más en lo que la muy puta cayera en cuenta de que chingar conmigo le beneficia a ella. Pero hey, no desaproveché la oportunidad y sí, me decidí en meter mano. Entré a su habitación y era muy hermosa. Echar un polvo ahí, era definitivamente echar un polvo de ensueño. Le di la espalda a ella y la buena hembra me abraza. Se siente fenomenal. Siento sus duros pezones rozando y espalda que aún estaba cubierta de mis ropas. Ella se me acerca al oído y me susurra al oído un “Veamos esa polla”. La muy cuero mete la mano por mis pantalones y se adentra hacia mis calzoncillos Fruit Of The Loom blancos y agarra mi miembro erecto, se me pone de frente y me ha hecho uno de los sexos orales más ricos que he recibido en mi puta vida. Me lamía la tranca, mordisqueaba la cabeza del bicho, me chupa las bolas y la pinga a ní me latía.

La tiré contra la cama, le rasgué sus ropas, mordisquié sus pezones que estaban ya expuestos desde que los rozó con mi cuerpo. ¿Su color? Chocolate. Sabían bueno, pero no tan bueno como esa comía de chocha que le dí rápido que le quité su ropa interior. Su vagina estaba algo peluda pero sexy. No daba asco. Le abrí sus gajos y comencé a lamer. Divina tentación, sabía tan rica ella. Muy mojada y exitada. En búsqueda de bicho caribeño. Esa mujer me pedía a gritos que por favor se lo metiera pero yo soy un cabrón con eso. Me gusta verla sufrir.  Me lo imploró, ¡me lo suplicó! Yo decidí cuando era necesario acabar esa comía de chocha y me puse frente a frente con ella y le decía lo muy pura que era y ahí es cuando comienzo a espetarle en cámara lenta el bicho mío y siento como sus calientes fluídos vaginales calientes rodean mi virilidad. Le doy felpa de todas las formas y colores: en posición de misionero, que me cabalgue, la pongo en cuatro, se lo meto de ladito. La cabrona es insaciable pero Roma no se hizo en 1 día. Le di bicho, bicho, bicho y más bicho hasta que no pudo ella más que se vino y yo también. Si, como si fuera una puta venida sincronizada. Nuestros orgasmos llegaron juntos: yo solté un chorro de mi semen acto en calcio y ella palpitaciones vaginales que casi me tuerce la pinga. Coño, que ricura. Luego de varias palabras sucias, abofetearle esas nalgas y romperle el intestino a pingazo limpio a la muy puta nos quedamos muy agotados y nos quedamos dormidos. ¿Cuánto tiempo? Ni idea. No más de 3 horas pasaron y aún siento su suave aroma. Pero luego. TUM TUM TUM TUM  unos ruidos provenientes de detrás de la pared aparecen. Ese era El Escarabajo que le estaba dando y no consejos a la cabrona madre de la muchacha que me acabo de tirar. Se me estaba parando el bicho porque nada me pone más bellaco qu una mujer gimiendo y gritando “rómpeme el culo hijo de puta” so que imagínense. Sentí esos deseos de sobarme la tranca y NOOOOOOOOOO!!!!1!

¡Me cago en tu muertos! Me cagué!!1 No solo me cagué sino que senda cagada que dí. Una cagada licuada. ¡Cagué blandito! Churras. Diarreas. Ustedes pongan el nombre y justamente con esa tremenda belleza en la cama. Dios sabe cómo me paniquie. ¡¿Qué hacer!? Ponte a pensar. Es una dama que te lleva a su propio cuarto, tremenda mami y con ese cuerpo cabrón y que de pareja se gaste a este cabrón que es intolerante a la cerveza que durmiendo botó hasta el verde de las tripas. Yo junté mis manos y pedí a Dios dos cosas. Que la puta esta no se levantara y que limpiara esta mierda por fe.Pues Dios me concedió uno de los milagros que es el que la tipa no se levantara y lo otro Dios me troleó. Se burló de mí. Me dio un Santo Cágate en Mi Madre. Algo tenía que hacer. Me tenía que armar de valor. Pensé. Fueron los 10 minutos más largos de mi vida. ¿Qué podía hacer para resolver este dilema. ¡Eureka! Me arme de valor y tome toda la mierda que pude en mi mano y raspé con mis uñas todo lo circundante a mi hueco anal y recuperé todo ese excremento, culpable de mis preocupaciones y… Dios mío… no sé si decirlo… bueno, qué carajos, se lo embarré en el culo a esa jeva que no cagaba. Le unté mierda, pero que mucha mierda, y como si fuera un episodio de CSI hizo una recreación cabrona y unte de mierda hasta las sabanas que ella tenía encima. Mis manos estaban embadurnadas de mi maloliente excremento pero yo soy un cabrón y mi orgullo de hombre vale más que la vida de cualquier mujer. Abrí la ventana de su habitación. Bajé por las escaleras de emergencias no sin antes dar una última mirada a esa escena tan nauseabunda, pero a la vez tan bella. Era como ver un ángel caído del cielo y cagado durante el trayecto. Se me estaba empinando el bicho. Pero tuve que decirle adiós a esa buena mujer.

Ahora me pongo a reflexionar y podría llegar a muchas conclusiones. Puedo llegar a pensar de que es ahí en donde dejé de ser el hombre maravilloso con las mujeres. Dejé de ser aquel que se entregaba al amor al máximo. Pero fue el momento de aquel hombre que decidió ver a la mujer como una cabrona que pare hijos, cocina y chicha. No sé que hacer. Esto marcó mi vida como Merdócrata. Mi corazón ahora palpita con menos tensiones que antes porque por fin pude sacarme algo del pecho. Esta pesadilla sexual que realmente pasó y que me atormentó por los próximos 20 años. Solo pregunto una cosa.

¿Dónde estás amada mía? ¿Dónde está mi amor de ultramar? No más me consuela que cada 2 veces al día, un retorcijón le tuerza la tripa y cada vez que cague un brazo de nene, el ruido del mojón callendo al agua le recuerde por siempre mi nombre…

 

…Merdócrata

… Merdócrata

… Merdócrata

La Conexión Bellaco-Animal

Era una mañana como cualquier otra en donde yo estaba muerto del cansancio luego de haber estado toda la madrugada ahorcando el pollo (o sea masturbándome con furia) y había olvidado dormir. Padezco de insomnio y por eso es que tengo el rostro hecho mierda, digo, por eso, y porque soy un coprohumanoide (hombre-mierda). Ok, la cosa es que me baño, me lavo los webos, me hecho el pellejito del bicho pa atrás pero con dos manos porque tengo un mastodóntico bicho, seguido por lavarme bien el culo y protegiéndome no que mi rostro no toque mucho el agua porque no quiero decapitarme si me lavo mucho el rostro pues no se si detrás de toda esa mierda que me cubre la cara hay un cráneo o simplemente todo es vacío, vacío así, como los post que escribo en este blog. Nada, me acabo de bañar, me visto con un mahón marca Pepe Jeans, que aún conservo de a principios de los noventa, mi camisa de Chikystarriano y una gorrita de Sila Calderón amarilla y roja bien por encima y tomo las llaves del auto. Escucho un ruido… Salgo no despavorido pero si curioso a la marquesina de mi casa y cuando llego veo una escena sorprendente. Estaba esta perrita chihuahua negra lamiéndose su mini penquita y a su lado estaba un perro pequeño sato, poco más grande que ese chihuahua con la maceta completamente por fuera, chorreando semen como un cabrón y mirándome a los ojos. No sé que culo pasó. No tengo la más mínima idea. Solamente que el puto perro andaba con la matraca que era como la puta mitad de su cuerpo y sus ojos mirándome así como que diciendo “¡Qué pasa welebicho!”. Wau, que cojones. Chichar frente a mi casa sin que le importara un bicho; solo el y su perra favorita, destruir la crica de su pareja y mostrarle el bicho al mundo y decirle a un ajeno “Hey, esta es mi daga y he chichau”. Tu sabes, como que wau, mano, me identifiqué bien cabrón con ese perro.

Yo soy un tipo que ha chichado a través de las décadas.  Me hace recordar tantos momentos de indecencia e impunidad que viví en mi juventud que de veras y por primera vez en mi vida me siento identificado con un animal que no sea un caballo – comparándole la maceta mía con la del mencionado animal – sino que como ser casi humano que soy por fin conozco una criatura del Señor que simplemente siento afección, confraternización, etc. Y antes de seguir, quiero dejarle claro a todos ese hijos de mil puta que andan con la pinga por fuera amolándose el bicho, les digo que no, esta historia no es de clavarse un perro ni esa pendejá. Es ta historia es de como los seres humanos podemos tener una conexión con los animales que va más allá que el echarle comidita, agua y rascarlos de vez en cuando. Deja eso, hay más. Los animales sienten y padecen igual de nosotros y pueden llegar a ser tan enfermos y lujuriosos como usted y yo.

Me monté en mi carro y me fui pensativo dando reversa y con cuidau de atropellar a tan singular pareja de animalitos bellacos y enfermizos y reflexioné: ¿Qué tan animales podemos ser los humanos? o mejor aún ¿Qué tanto le podemos sacar a los animales para que podamos ser unos efectivos bellacos a la hora de buscarnos una jebita? He aquí mi tesis.

Entiendo que nosotros, que somos como dicen los científicos, animales que tenemos la habilidad de poder razonar lo que hacemos, tenemos unos instintos. Sabemos cuando hay un peligro, percibimos las cosas y pasamos un juicio dependiendo de lo que nos pase. Si yo fuera un gatito comelón y mi dueño me hecha Whiskats en un platito y si me acerco me da con un periódico apuesto que no volveré a comer de ese plato (aparte que lo degollaría con mis filosas garras) y no cometería el error una y otra vez. Nosotros en el sexo somos la misma mierda. Se supone que no hagamos lo mismo cuando fallamos aunque hay gente que no escarmienta de la misma forma. Pero todo esto es mierda. Los animales son amos y señores del bellaqueo impune. Ellos chichan y clavan a su antojo.

¡Mencionemos a estas criaturitas sexuales y cómo emular las mismas para poder ser un Campeón en el Bellaqueo!

El Gallo Que Pisa

¿Cuántos aquí no les pasó por la mente ser gallo? (No me refiero a la marihuana welebichos). ¿Saben que clase de vida sería eso? Tu comiendo tranquilo del piso, ves a esta tipa que está buena o no buena, que cague o no cague y simplemente por el mero hecho de tener crica te le acercas a la brava y se lo metes. Así de sencillo. O sea, esa conección de me gustas-te lo meto luce francamente exquisita.

Ternura Bellaca

Un delfín es un animal inteligente qu es tan bello y lindo con los seres humanos. Dicen que cuando quedas a la deriva te pueden salvar la vida llevándote a la orilla. Realmente lo que pasa es que e dan por muerto y tienen una manía de llevar los cadáveres de los suyos a la orilla o sea que pendejamente te salvas. No obstante son muy tiernos y gustan ser compensados con caricias y eso. Pero a veces estos animales son tan listos que juegan a que son inocentes cuando son realmente uno de los seres más listos del reino animal. Tienen una manía riquísima de estar oliendo las chochas humanas aún estando bajo el agua. En cautiverio aprovechan la oportunidad y brincan de bajo del agua y se le tiran encima a las jebitas y mientras ellas rien de lo lindo pensando que ese animalito lo que está es bien juguetón lo que hacen es un “surprise sex” y quedan IMPUNES. Yo quisiera ser tierno, dar sexo sorpresa y que la chica se ría de lo lindo en vez que me dejara la cara llena de dedos y una orden de protección.

El Rey de Los Bellacos

Si yo soy El Rey de los escombros humanos en la red el león es el rey de los escombros del reino animal. Esta singular criatura tiene todas las de ganar. Tiene fuerza, virilidad y ante todo la actitud de hacer que la mujer le haga todo lo que le pida. Eso es así todo. La leona es la que caza y mata por su pareja. Le rinde pleitesia llevandole no solo el animal el cual caza sino que le otorga el pedazo más grande, comida rica y fresca y prepara la penca para ser clavada unas 20 a 40 veces en el día. La fidelidad de un león no es tan segura. ¿By the way, sabían que el bicho de un león tiene espinas que rozan la crica de la leona para estimular la ovulación? A eso yo le llamo un bicho. Yo quisiera tener un así. Un bicho destructor.

Merdócrata


El bicho más poderoso de la red.

Estos son, mis amigos, cualidades que tienen algunos animalitos que están en nuestro planeta el cual entiendo que debemos de emular. Menciono solo 3 porque el número 4, el Caballito de Mar lo iba a colocar y eso pero pensé que era extremadamente maricón eso de guardar tus hijitos en el estómago. Super pato, no quería apuntarme la chery con Pedro Julio Serrano, jeje, jodiendo Pedro Julio, tu eres afuegote. Pero vayan y reflexionen. ¿Qué cualidades de ciertos animales quisieran tener? ¿El bicho de un caballo? ¿La crica como la de una ballena? ¿El roto del culo de un elefante? Piensen, entréguense por hoy a un post tan científico, genuino y digno de aparecer en un National Geographic como este.

Yo opino que hay una conexión bellaco-animal. ¿Tu estás conectado?