Etiquetado: pelea Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • merdocrata™ 4:35 pm el May 25, 2012 Permalink | Responder
    Etiquetas: atentado, Baby Rasta, , , , , Cutty Sark, Gringo, , La Lomita, , Manny Colón, mear, , , , noticias, OG Black, pelea, , pistola, , , restaurante, , tiros, tiroteo, , ,   

    Baby Rasta eres un mamabicho 

    Hola a todos y cada uno de ustedes mis amigos inexistentes. Aquí con ustedes su híbrido fecal, entre humano y mierda, Merdócrata. Me excuso con ustedes primeramente por el hecho de que los he ignorado por un largo tiempo debido a que estaba ocupado en otros asuntos más importantes que el bloguiar. Chiché, jodí, fumé, bebí, tiré peos y cagué con cojones. Experiencias que no se logran vivir si me quedo espetado en una silla y viendo el monitor. Pero de cualquier manera gracias. Gracias por su apoyo. Me importa realmente un bicho su apoyo, pero igual si lo hacen pues cool. Para los que no me apoyan pues que se apoyen del trapo de bicho mío, hijos de mil puta.

    En el día de hoy les vengo a contar una historia real y 100% verídica porque yo no vengo aquí a hablar mierda, bueno, si, pero me refiero a que yo no vengo a frontear aquí a nadie ni a pasar el macho. Nah, deja eso, porque pa’ macho yo y el trapo de bicho mío demuestra que lo soy. Yo hablo con la verdad y quiero que ustedes presten atención a este post porque de veras, quizás sirva de inspiración para algún cabrón en particular.

    Hoy, putas, les hablaré de una experiencia que me tocó vivir varios años atrás, allá para el 2010 en donde por poco logro, si por poco logro librar un mal encarnado en la figura de un welebicho. A ese welebicho lo llamaremos Baby Rasta. Pues estaba yo tranquilo conducindo mi Datsun mohoso, lleno de bolsas de Burger King con restos de hamburguesa descompuesta y mayoneza fermentada en el dash del auto con un guille cabrón. Venía pues contentísimo, puesto que venía de conectar con La Taína y había chichau sin condón en ese momento con ella, y desconocía de la pudrición en el bicho que me esperaba en años venideros gracias a esta cabrona. Pero que se joda. Era la Taína. Le froté mis genitales por u jaiba y le dije que tenía el webo enorme. Una cosa llego a la otra. Anyway, eso es material para otra historia. La cosa es que andaba feliz como lombriz. Es por eso que llamé a mi pana El Escarabajo y quedé con él en buscarnos más grillas para poder darles yeska. Algo paso con nosotros los hombres que chichamos a una jeva y nos queremos chichar a todas ahora. Pues nada, el muy hijo de puta me dice que pase a buscarlo porque el muy cabrón es un mamabicho sin carro, fokin loser.

    Le doy breik a que se vista y se raspe una puñetita en la ducha en lo que yo sanamente me dirijo a casa de mi cabrón amigo. Llego a su casa, se monta en mi carro y siento un hedor a perfume Samba. El tipo andaba entregao’. Quería conectar. El Escarabajo y yo teníamos McNuggets y queríamos mojarlos en salsa de culo (de mujer) así que arrancamos sin rumbo a revulear por todo el área metro buscando yales para darles y no consejo. Nos paramos en tres chinchorros de mala muerte para darnos la ccerveza con calma y entonarnos. Yo tengo una cosa que borracho es cuando guío más cabrón. Así que en cada negocio que me metí pedí el clásico Caneca Ron Llave con Royal Crown. Escarabajo como es tan pendejo solo pidió Colita Champán. La cosa es que me estaba poniendo bien fokin ready, nos montamos en el carro no sin antes grajearnos  par de viejas mellas y apestosas a Agua Maravilla y luego de varias guayás de carro a carro y 2 iguanas muertas por mi excelente puntería en cuatro ruedas llegamos a La Lomita: Hogar de los muslitos rellenos… ¡y se soltaron los “Party Animals”!

    Buscamos a las más cueros, nos chupeteamos a pares. Diablo que cosa cabrona. Habían pellejos de todas clases. Yo soy tremendo bellaco so que me grajié con todas. Soy tan macho.

    Mostré a todo el mundo que no solo era el mejor bebedor cuando ordené mi Cutty Sark con Maví frío, sino que en la pista soy el puto Tazmanian Devil. Jodí, di mis pasos más cabrones y le enseñé al planeta Tierra mis habilidades en el Elektrobugui. Puse a mamar en la pista. Lo digo sin que se me quede nada por dentro. Pero de momento siento un golpe en mi mierda, o sea mi cabeza.

    -¡Ouch! Pero quién carajo me golpeó, puñeta.

    Dije con un encojonamiento. El golpe me hizo cagar mis movimientos y las gatitas vieron lo fail que soy. Miro hacia atrás y era nada más ni nada menos que Baby Rasta, arrebatau hasta los dientes y con un flow bien mamabicho. Yo le cuestiono que si qué carajo había pasado. Que yo soy Merdócrata y que si por qué me arruinó mi bailesito tan tripioso. El muy cabrón me dijo:

    -¿Tu eres Merdócrata? No te conozco. Lo que si reconozco es a un pelabicho.

    -¿Pelabicho? Cabrón no le digas así a mi amigo Escarabajo. No te burles de la gente con defectos

    Y le metí una galleta. Esa galleta sonó de aquí a casa de tu mamá, cabrón lector. El se tocó la cara y yo puse mi pose de pelea.

    Yo seré bellaco, sucio, puerco, y bloguero pero pendejo no soy, y de Baby Rasta no me iba a dejar dado. Así que comencé a pelear con el. Le di una clase de salsa tan cabrona que Roberto Roena me felicitaría. Pero él, como cobarde que es. Rápido sacó el culo y mandó a sus manduletes a pelear su pelea. Ya ustedes saben el resto. Le patié el culo a  5 de ellos. Tu sabes como son los cacos que no pueden pelear solo y necesitan el bonche. Pero lamentablemente eran demasiados. Cuando derroté al mamabicho número 12 Baby Rasta me dio con la culata de una pistola, pa mí que una Magnun 9 Milímetros. No sé, en verdad no se mucho de armas. Entonces el cabrón aprovechándose de la situación me cogió en el piso y me escupió en la cara y me dijo:

    -Gringo ahora te va a meter el bicho por el culo.

    -¡NO!

    Se escuchó fuertemente. OG Black detiene a Gringo justo a tiempo.

    -Ese culo es mío.

    OG Black comienza a bajarse los pantalones y el calzoncillo y muestra un bicho que parece un brazo de nene. Entre todos los secuaces entonces me comienzan a desnudar. Me rasgaron la ropa y todo. Yo no lo podía creer. Iba a ser violado por OG Black. Me pusieron poca abajo y de momento, tanto fue el nerviosismo que me mee y me cagué encima bien cabrón. ¡Fo! Mi hedor a mierda impregnó todo el restaurante. Una mezcla de peo de cerveza, caca blandita, mezclado con huevos y malta mal digeridos quedó en el lugar. Baby Rasta se fue no sin antes cagarse en mi madre.

    OG Black se le bajo el bicho automáticamente y cometió un barbarismo. Se metió el bicho el mismo. Gringo se vomitó en mi pecho. Los que no le daban el hedor a mierda se reían y los que si les llegaban se desmayaban, unos convulsionaban y escuché a par de gente llamando a su mamá en el desespero. Yo estaba tan abochornado que me fui, Escarabajo me siguió. El intentó poner paz en mi alma pero era inútil. Estaba encolerizado. Encabronado. Ido de mi ser. Le di las llaves. El condujo a su casa y no le dirigí la palabra solo para decirle “adiós” a secas y tomé el volante y me dirigí a mi casa.

    Pasaron días, semanas, meses en donde me quedé pensativo, descontrolado. Baby Rasta me humilló, A MÍ…A MERDOfuckingCRATA. Hijo de puta. Esa no se la iba a personar jamás. Estuve pensando tanto en lo que iba a hacer. Yo sé lo que quería, no soy pendejo. ¿Pero cuándo? ¡Ahora puñeta!

    ¿Ustedes saben lo que es un webolver?

    Pues yo literalmente tengo uno, cabrón. Ahora si que estaba yo más caliente que el switch del sol. Cuando joden conmigo joden con el mejor y cuando Merdócrata anda encabronau, u yu yui, es que se ponen los webos a peso. Me puse mi webolver en el culo bolsillo. Merdócrata va de cacería.

    3 de Marzo de 2010

    Era de noche, me estacioné un poquito lejos de un estudio de grabación donde se rumoraba en las redes sociales que Baby Rasta estaría grabando varios tracks para alguna producción de mierdatón. Todo es sencillo. Solo ser paciente y cogerlo desprevenido. Compré unas Pringles en el camino. Son tan buenas pero tan irritables para comer en especial cuando te comes la mitad del pote y no te cabe el puto brazo. Me limpié las migajitas de papitas que tenía en la barriga. Soy un puerco comiendo. Entonces percibo que dos hombres pelabichos salen del estudio de grabación. Me doy de cuenta pero me da indiferencia. No los conozco, no me interesan. Ellos miran con una cara extraña como que rebuleando y hacen una señal hacia dentro del estudio como dando un visto bueno para algo. Entonces cuál fue mi sorpresa cuando veo como es que Baby Rasta aparece. Ambos cabrones lo custodian dirigiéndolo a su automovil.

    Sigilosamente me baje de mi carro y la oscuridad de la noche me sirvió como manto para poder pasar desapercibido. Le había echado W40 a la puerta so que el rechino de la misma al abrirla fue mudo. Noto cuando Baby Rasta se monta en su carro y comienza a hacer chistes pendejos sobre que tan cool es él y cómo Gringo, su partner de toda la vida no es otra cosa que la sombra de él. Mofa tras mofa seguida de una esnifiá de raya que se dio el cabrón ese de cocaína. El reggaetón deja aunque seas un has-been tal parece. Luego de darse ese fuetazo el cabrón le da por prender los focos de su carro. Un gran error.

    Saqué mi webolver y arremetí con un grito de guerra.

    -CULOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO (de mujeeeeeerrr)!!!

    BANG

    BANG

    BANG

    Muchos BANG puñeta

    Cogí el carro de Baby Rasta y lo dejé más hueco y feo que el culo de Manny Colón. Gasté un peine y sacaba otro, cargaba y seguía cociendo a tiros el puto Célica ochetoso de ese tragaleche. Me acerqué a la escena del crimen.Vi a todo el mundo hecho mierda, vi a Baby Rasta rezándole a Dios, cagao y meau tal y como me dejó a mí aquel día en La Lomita. Entonces me bajé el pantalón, puse mi culo frente a su abdomen y cagué un peo tan cabrón e hijo de puta que le perforé el estómago. El lloraba y suplicaba. Oí las sirenas. Seguro era la policía de Puerto Rico. Me monté en mi Datsun y conduje con el cristal bajau fumando un cigarrillo, dándole pal frente hasta encontrar la costa más cercana.

    Me perdí. Baby Rasta llegó a intensivo. Dicen las malas lenguas que se sometió a una reconstrucción del estómago gracias a mis acciones puercas y deshonestas. A mi me importa un bicho. La policía le pidió a él que narrara los hechos y el simplemente mantiene la boca cerrada. ¿Quién le creería que una persona mitad hombre y mitad mierda puso en peligro su vida? jaja, Se joda. Aún conservo noticias del evento.

    Noticias de alrededor del mundo aparecen las cuales me inchan el corazón:

    Hoy por hoy Baby Rasta guarda silencio porque sabe que meterse con Merdócrata es como meterse con el Green Giant y hablar mierda del maíz. Papito, tu sabes, ponte pa tu número y pa los welebichos que hablen mierda de mí, cuidau, que la furia de mis intestinos podrá reventarles el estómago. Gracias por esperar mi nuevo post. Me defeco en vuestras progenitoras. Chau.

     
    • Karen M. Delgado 5:16 pm el mayo 25, 2012 Permalink | Responder

      Esa pose de Mortal Kombat me da miedo. La próxima vez llamas a la Mujer Caballo para que lo cure jajajajaja

    • Muhammad A. Hussein Alicea 5:47 pm el mayo 25, 2012 Permalink | Responder

      Así es q se hacen las cosas.

    • coloraita 6:12 pm el mayo 25, 2012 Permalink | Responder

      jajajajajaj merdo estas cabron nene,,,, att: la nena q te habla por fb

      • merdocrata™ 7:52 pm el mayo 25, 2012 Permalink | Responder

        Comparte el blog con las basuras que te aprecian, no conmigo claro está. Odia a Baby Rasta como lo odiaría cualquier basura de la red.

    • Ramesis 6:21 pm el mayo 25, 2012 Permalink | Responder

      Jajajajaja cabrón

    • Jaime Gonzalez (@CroautusGonzo) 7:57 pm el mayo 25, 2012 Permalink | Responder

      La verdad q valio la pena esta espera , pobre baby rasta creo q hay una tiraera a tu nombre merdo!!… jajajaja q mucho me rei hostia puta!!! jajajajaja me cago en zeus!! jajajaja

    • Corinne Von River 8:11 pm el mayo 25, 2012 Permalink | Responder

      Yo no se Merdo, pero tu “amigo” está sacando el tigre q hay en ti y no d una manera masculina …

      Dito, como pudiste superar semejante barbarie? T querían comer el huequito anal!

      • merdocrata™ 8:18 pm el mayo 25, 2012 Permalink | Responder

        Espero que no me hayan comido el trasero. Quizás nos pusieron algo en la bebida: A el lo pusieron mas pato y a mí me anestesiaron el culo.

    • Serio E. Irreverente 10:38 pm el mayo 25, 2012 Permalink | Responder

      no creo que hayas matado dos gallinas de palo el mismo dia

    • Jaime Gonzalez (@CroautusGonzo) 7:07 am el mayo 26, 2012 Permalink | Responder

      Merdo, escuchate los intro en el cd de los duros, pa q tu veas y hasta meten a ~engo y Kendo

    • Jo-anna 7:09 am el mayo 26, 2012 Permalink | Responder

      Wow solo d leer esta historia y VERIDICA sobre todo… M da unas nauseas nauseabundas.brutales, pero.queda.demostrado q el puertorro siempre termina cagando mierda… Baby Rasta… Quedaste como el reguetonero cagao por el Merdo… Y con la.boca pega xq.si la abres d seguro.saldran moscas.. Iughh!! Merdocrata… Eres el Rey.dl Mierda.

    • CuloCagao 7:00 pm el mayo 26, 2012 Permalink | Responder

      Merdo q mucha mierda tu escribes!! Pero te confieso q me gusta leer tu mierda.

    • escreta fermentada 6:54 pm el junio 8, 2012 Permalink | Responder

      No se como puñeta yo me encontre a este blog pero esta bien cabron me hizo reir tanto que me cage encima bien duro… yo me cago encima cada rato pero esta vez fue con ganas!… y me cago en la puta sucia mai del mocoso de baby rasta cuando lo coja lo voy e ahogar en la pisina de gonorrea y herpes.Me disfrute el blog, gracias lambe tuerca

      • merdocrata™ 9:22 am el junio 12, 2012 Permalink | Responder

        Es un placer deleitar a escombros humanos como lo es usted, mi buen amigo. Gracias por el apoyo.

    • Jean Carlos Pagan Santos 7:58 pm el julio 11, 2012 Permalink | Responder

      Me rei con cojones te fuiste por encima con esta.Baby Rasta lo que es un huelebicho…

  • merdocrata™ 9:57 am el March 12, 2011 Permalink | Responder
    Etiquetas: , conflicto, , doméstica, , , , , pelea, ,   

    Las bofetás se ganan 

    El siguiente artículo fue creado por una amiga muy particular llamada Kiara el cual habla de la otra cara sobre lo que es la violencia doméstica. Una vista desde los ojos de una mujer sobre un hombre maltratado. El siguiente es uno de lo más curioso pues es algo que no se ve muy a menudo en blogs, noticias, periódicos, etc y siempre he pensado en darle tiempo igual a todas las perspectivas cuando se trata de asuntos “delicados” como lo es esto.

    Las bofetás se ganan

    Por Kiara Marie

    Porque es que tengo una crítica que hacer…

    Aquí la gente se queja de la violencia doméstica hacia las mujeres, critican a los hombres y los condenan por “abusadores”…  y las mujeres, ¿No abusan?

    Antes de comenzar aclaro, (porque sé que las malas interpretaciones lloverán)  que en lo que van a leer a continuación NO estoy justificando la violencia doméstica, ni nada que se parezca.

    Si algo hay que decir de las mujeres de hoy en día es que la gran mayoría están cabronas. Yo no soy feminista, ni anti- feminista ni nada que se parezca. Soy realista y anti-pendej@s. Aquí se lamentan de que los hombres le meten una catimba a sus esposas, novias, chillas etc. pero es que el que se busca la bofetá se la busca. Les pondré como ejemplo un caso general:

    Yo siendo hombre JAMáS hubiera podido abstenerme de agredir a una mujer como ésta: La madre de mis hijos, a la que mantengo, por la que trabajo. Que no hace un divino carajo por su vida, ni por la mía y muchos menos por la de nuestros hijos. Que espero de ella AUNQUE SEA un plato de comida cuando llego de trabajar, y ni siquiera encuentro un “Buenas Noches”. Que se pasa el día dando culo en el sofá, viendo novelas, mientras están los nenes cagao’s y  la casa hecha una mierda. Que atapona la lavadora de ropa, porque lava una vez a la semana y ensucia 4 mudas de ropa diarias. Que me obliga a fregar la montaña de trastes que ELLA ensució, y que no fregó porque “estaba cansada”. Que me hace comprarle ropa cada vez que vamos a salir “Porque ya me puse la que tengo en el closet”. Que me hace gastar $200 en compra para luego decirme “No hay na’ pa’ cocinar” (Cuando cocina).  Que no me motiva ni a hacerme una paja en su nombre y que tras de todo eso me PELEA  porque quiero salir a darme par de palos con los panas o cuando llego un poco tarde del trabajo.

    Perdónenme, hombres y mujeres, pero eso no se merece una pescosá, se merece una pela. Eso está cabrón! Y es la realidad de muchos hombres hoy día, pana.

    Yo sé que hay miles de excepciones, que cada caso es diferente y que las bofetás no siempre son por lo mismo. (Que el tipo es alcohólico, que es cuernú y no la quiere con nadie más, que ella lo ama y le gusta que él le dé, etc. etc.)  Pero sé de muchos casos como éste, en los que los hombres prefieren ser sumisos, hacer lo que a ellas le dé a gana y quedarse como tremendos hijos de la Madre Teresa de Calcuta. Casos que me ponen a pensar en la pendejá que hay por defender a la mujer, pero no al hombre;  Porque si eso no es maltrato, mi pai es Gandhi. Estos casos insólitos que me hacen pensar:  “Pero que tipo más mamao!” y “Que tipa más asquerosa!”

    Yo como mujer ante esto lo que siento es verg:uenza, asco. Pensar que viven haciendo un carajo, de mantenidas, sin metas ni deseos de progreso, sin educación porque no les da la gana (y porque no pueden, aja), pariendo muchachitos pa’ coger cupones y sobretodo de coje bofetás (porque se las buscan). Si queremos demostrar que somos mujeres de verdad, dejemos este comportamiento vago, avergonzante. Porque entonces si, que me uno al corillo de la fuerza bruta y reparto pescosá yo también, pa’ que recapaciten.

    ¿Están deacuerdo o desacuerdo con Kiara? ¡Vamos! Opinen sin miedo que ella es libre pensadora y quisiera escuchar su opinión al respecto.

     
    • Tío Peluca™ 10:01 am el marzo 12, 2011 Permalink | Responder

      En mi opinión sobre el artículo yo solo podría decir que por tal de evitarme cualquier situación legal debido a rabia y el corage, mejor pido un divorcio y pal carajo, y la trataría de lejos. Una relación con una mujer así no valdría la pena ganarse unos días de prisión. Es mejor recoger los motetes e irse pal’ carajo. Si, se que hay mujeres que se las trae pero que se puede hacer uff… Bueno, por lo menos pmi pensar.

      Recoger motetes, joderla en la corte con la custodia de los nenes, y ser feliz rehaciendo mi vida.

    • Kiarilla 10:35 am el marzo 12, 2011 Permalink | Responder

      Gracias por compartirlo, brother. Me alegro que te haya gustado! En cuanto a tu comentario, pues claro que yo estando en ese lugar la hubiera manda’o al carajo. Porque no está fácil, noooo.

    • Deep_Yaas 12:07 pm el marzo 12, 2011 Permalink | Responder

      Personalmente creo que las “bofetás” no se ganan… Ni hombres, ni mujeres, ni lo que haya de por medio deben ser maltratados ni física ni psicológicamente. En un caso como el que tu describes lo que se debe hacer es buscar diálogo y mejorías, sino no las hay buscar la separación y ya.
      La idea de mantener las relaciones porque si me da nauseas, si no hay nada en la relación y en la otra persona que te haga sentir apoyada y que además te inspire, ¿para qué seguir ahí?. Y la cosa no es muy ficticia, las madres y padres solteras son apoyados por la sociedad, digo esto porque la excusa es casi siempre… “¿Y mis hijos?”.
      Sinceramente creo que estamos luchando y, en mi caso, viviendo un estadio de igualdad de género que debe ser respaldado por nuestras mismas costumbres y deseos, pero ese proceso un poco más lento. A la vez ese conjunto debe estar respaldado por personas integras y formadas que puedan tomar las decisiones pertinentes y justificadas de vivir su vida sin importar su género y sexualidad.

      Todo esto para decir… Hombres y mujeres pueden dejar de vivir así, es su decisión y es un proceso social que ya empezó… hace rato.

      🙂

    • Prometeo 4:02 pm el marzo 12, 2011 Permalink | Responder

      Una mujer así… Hace tiempo tuve la oportunidad de aconsejar a una persona con una situación similar. Si después de haber tratado todo, nada funciona que se divorcie. No vale la pena ganarse la cárcel por un elemento así y mucho menos cuando no es gradable a la vista. Con una mujer así yo ni llegaría a la casa. ¿Pa qué?

      Adelante y éxito.

    • tristemente 12:15 pm el marzo 16, 2011 Permalink | Responder

      Esto NO lo escribió una mujer. La persona que lo hizo tiene “ïssues” que no ha resuleto conla mujeres. Necesita un sicólogo, por lo menos.

      • Tío Peluca™ 9:05 pm el marzo 18, 2011 Permalink | Responder

        Te doy la seguridad que quien lo escribió si es una mujer, me consta, pero gracias por comentar 😉

    • Chela 4:15 pm el marzo 19, 2011 Permalink | Responder

      me encanta, las bofetas nadie se las merece, esa tipa dejarla pal carajo y ya!

    • Rafel 6:54 pm el abril 3, 2011 Permalink | Responder

      Claro que hay gente que se ganan un “bofeta” quien lo duda…y mujeres que se las ganan… están choretas. Pero del dicho al hecho es lo que nos hace diferentes a los que no se pueden controlar.

      Les cuento, un “Dama” recibía pezcosas y bofetas dentro del carro…mientras la gente miraban atónitos…ella estaba embarazada y hasta le mordieron el brazo, el tipo sendo abusadorrrr, ella no lo quiso meter preso, para que su “flamante” esposo no se enterara del chillerismo…de quien era la barriaga…solo Dios lo sabe….que si se ganan las bofetas…algunas se las ganan.

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar