Archivo de la etiqueta: peo

El Arte del Buen Cagar

Hola. Me levanté en la madrugada con unos monchis bien cabrones y tuve deseos de satisfacer la tripa con un sándwich de pan de Los Cidrines, con una raja de queso Borden y salsa Tabasco. Una hora después decidí mientras dinamitaba el culo de la gran cagada que dí escribir un pequeño blog referente al tema.

Todo el mundo ha escuchado que lo mejor de éste mundo son las Tres C: comer, cagar y chichar. Nada más cierto pues es más que todo La Santísima Trinidad de la biología humana. Eso sí, muchos quizás desconocen que cagar no es solo excretar o botar mierda del culo; no señor, cagar es un estilo de vida y los estilos de vida evolucionan al punto que se vuelve simplemente un arte y cagar, mis amigos es eso mismo. Cagar es un arte.

Cristo levantó a los muertos y curó a los enfermos. Yo, en mi caso, les daré unos tips precisos para que aprendan a cagar pero de forma artesanal cosa que el mojón que expida su culo lo venda por ebay aunque sea una mierda.

 

¿Cuál es tu spot?

macgrill

Nosotros somos parte del reino animal y  de la misma forma que el perro gusta de alzar la pata y mearte el sofá por más que te jodes diciéndole que no, que ahí no se puede, nosotros somos iguales. Tenemos la facultad de razonar, pensar y de biológicamente cagar donde nos salga los cojones pero también es cierto que preferimos hacerlo en un mismo lugar: el retrete o inodoro de tu casa o en el caso de otros, como el mío, los baños de Macaroni Grill de Plaza del Sol. Cago y aprendo italiano. ¡Todo un sueño pedagógico! Atesora ese lugar y hazlo tuyo. Aduéñate del mismo. Ese momento es tuyo.

 

Conoce tu culo

whatanass

No todo culo es igual. El culo es algo más que un rotito. ¿Cuándo fue la última vez que te paraste frente al espejo y te viste el ano? ¿Te haz visto las nalgas? La experiencia de cagar varia de persona a persona y aflojar los gluteos y evitar embarrarte los mismos con tu mierda es un arte que debes de aprender. Yo en este tipo de cosas soy un poco ortodoxo pues nada me pone más simpático que la cremosa sensación de tener el culo cagao. Pero esas son pendejases íntimas las cuales no dejaré detalles. Lo que sí puedo decir a ojo cerrado es que me he visto el culo y lo conozco. Sé donde quedan los lunares, cada uno de los pelos que me lo cubren y puedo decir, sin temor a sonar pato, que amo mi ano, pues es mi hueco especial.

 

 

¿A qué huele tu tripa?

weleculo

El sentido del olfato es uno de las expresiones sensoriales que más activas están al cagar. Cuando hagas uso de ese culo y botes caca por el ano, no solo te limpias el culo y flocheas la mierda. Hay algo más, ponte a oler. Sí, oler. Recuerda que eso estuvo dentro de ti. Debes sacar un momento, por lo menos, para olfatear. Conocer. Entiéndede tu mierda. Tu mojón no tiene cuerdas vocales pero, ¿sabías que su aroma es su forma de poder expresar su cariño el mojón al cagar? Que no te dé repugnancia. ¡Al contrario! No seas descortés. Compréndelo oliéndolo.

 

La Psicocagada

shimind

 

El arte del buen cagar no solo se trata de pujar y hacerlo placentero, también se trata de interpretar al individuo de varias maneras y una de las formas más excitantes es hacerlo de forma visual y con ayuda de algo llamado papel de baño o conocido en otros países de habla hispana como “papel de culo”. El mundialmente reconocido doctor en psicología Hermann Rorschach fue uno de los primeros en investigar con éste método en donde según como dejas el papel de baño sucio con tu mierda puedes interpretar el estado de ánimo de la persona y sobre todo, que tipo de individuo es. Claro está, como no tienes en mente limpiarle el culo a otra persona límpiate el culo y conócete. Es como encontrarse a sí mismo.

 

El orgullo del buen cagar

expensiveshit

 

Cagar es una cosa natural y que no deberías sentirte tímido de tal acción. Cada cagada en una celebración de vida. Siempre que vayas al baño a depositar un mojón, no flochées el contenido pues todos merecen presenciar magno evento pujado. Invita a tus papás, a tus hijos y a tití. Que miren lo que cagaste y se sientan orgullosos de ti. ¡En hora buena! Eres papá (y un puerco).

 

Desde el ser humano primitivo hasta el más filántropo de los seres humanos han hecho uso de su culo pero muchos han vivido prohibidos de los mejores placeres del cagar. ¿Por qué la sociedad juzga a las personas sin conocerlas? Creo que es un asunto muy serio. Marthin Luther King Jr. luchó por los derechos del negro estadounidense y yo lucho por el arte del buen cagar. Cagar no debe verse jamás y nunca como un asunto “nasty” algo que se consideré un fó inmediatamente. Es tu cuerpo es parte de ti. La gente quiere ver la acción de cagar como algo obsceno de la misma forma que pasaba con la desnudez en el arte, en las protestas. El cuerpo es feo, es horrible es impuro… EL CULO ES IMPURO. ¿Puedes creerlo? ¡Hasta donde ha llegado la sociedad! Algo que no solo todo ser humano tiene, sino todo ser viviente tiene y todavía nos atrevemos a repudiarlo. La acción de cagar es universal. ¡Defiéndela! Es tu derecho… es tu deber.

 

 

Baby Rasta eres un mamabicho

Hola a todos y cada uno de ustedes mis amigos inexistentes. Aquí con ustedes su híbrido fecal, entre humano y mierda, Merdócrata. Me excuso con ustedes primeramente por el hecho de que los he ignorado por un largo tiempo debido a que estaba ocupado en otros asuntos más importantes que el bloguiar. Chiché, jodí, fumé, bebí, tiré peos y cagué con cojones. Experiencias que no se logran vivir si me quedo espetado en una silla y viendo el monitor. Pero de cualquier manera gracias. Gracias por su apoyo. Me importa realmente un bicho su apoyo, pero igual si lo hacen pues cool. Para los que no me apoyan pues que se apoyen del trapo de bicho mío, hijos de mil puta.

En el día de hoy les vengo a contar una historia real y 100% verídica porque yo no vengo aquí a hablar mierda, bueno, si, pero me refiero a que yo no vengo a frontear aquí a nadie ni a pasar el macho. Nah, deja eso, porque pa’ macho yo y el trapo de bicho mío demuestra que lo soy. Yo hablo con la verdad y quiero que ustedes presten atención a este post porque de veras, quizás sirva de inspiración para algún cabrón en particular.

Hoy, putas, les hablaré de una experiencia que me tocó vivir varios años atrás, allá para el 2010 en donde por poco logro, si por poco logro librar un mal encarnado en la figura de un welebicho. A ese welebicho lo llamaremos Baby Rasta. Pues estaba yo tranquilo conducindo mi Datsun mohoso, lleno de bolsas de Burger King con restos de hamburguesa descompuesta y mayoneza fermentada en el dash del auto con un guille cabrón. Venía pues contentísimo, puesto que venía de conectar con La Taína y había chichau sin condón en ese momento con ella, y desconocía de la pudrición en el bicho que me esperaba en años venideros gracias a esta cabrona. Pero que se joda. Era la Taína. Le froté mis genitales por u jaiba y le dije que tenía el webo enorme. Una cosa llego a la otra. Anyway, eso es material para otra historia. La cosa es que andaba feliz como lombriz. Es por eso que llamé a mi pana El Escarabajo y quedé con él en buscarnos más grillas para poder darles yeska. Algo paso con nosotros los hombres que chichamos a una jeva y nos queremos chichar a todas ahora. Pues nada, el muy hijo de puta me dice que pase a buscarlo porque el muy cabrón es un mamabicho sin carro, fokin loser.

Le doy breik a que se vista y se raspe una puñetita en la ducha en lo que yo sanamente me dirijo a casa de mi cabrón amigo. Llego a su casa, se monta en mi carro y siento un hedor a perfume Samba. El tipo andaba entregao’. Quería conectar. El Escarabajo y yo teníamos McNuggets y queríamos mojarlos en salsa de culo (de mujer) así que arrancamos sin rumbo a revulear por todo el área metro buscando yales para darles y no consejo. Nos paramos en tres chinchorros de mala muerte para darnos la ccerveza con calma y entonarnos. Yo tengo una cosa que borracho es cuando guío más cabrón. Así que en cada negocio que me metí pedí el clásico Caneca Ron Llave con Royal Crown. Escarabajo como es tan pendejo solo pidió Colita Champán. La cosa es que me estaba poniendo bien fokin ready, nos montamos en el carro no sin antes grajearnos  par de viejas mellas y apestosas a Agua Maravilla y luego de varias guayás de carro a carro y 2 iguanas muertas por mi excelente puntería en cuatro ruedas llegamos a La Lomita: Hogar de los muslitos rellenos… ¡y se soltaron los “Party Animals”!

Buscamos a las más cueros, nos chupeteamos a pares. Diablo que cosa cabrona. Habían pellejos de todas clases. Yo soy tremendo bellaco so que me grajié con todas. Soy tan macho.

Mostré a todo el mundo que no solo era el mejor bebedor cuando ordené mi Cutty Sark con Maví frío, sino que en la pista soy el puto Tazmanian Devil. Jodí, di mis pasos más cabrones y le enseñé al planeta Tierra mis habilidades en el Elektrobugui. Puse a mamar en la pista. Lo digo sin que se me quede nada por dentro. Pero de momento siento un golpe en mi mierda, o sea mi cabeza.

-¡Ouch! Pero quién carajo me golpeó, puñeta.

Dije con un encojonamiento. El golpe me hizo cagar mis movimientos y las gatitas vieron lo fail que soy. Miro hacia atrás y era nada más ni nada menos que Baby Rasta, arrebatau hasta los dientes y con un flow bien mamabicho. Yo le cuestiono que si qué carajo había pasado. Que yo soy Merdócrata y que si por qué me arruinó mi bailesito tan tripioso. El muy cabrón me dijo:

-¿Tu eres Merdócrata? No te conozco. Lo que si reconozco es a un pelabicho.

-¿Pelabicho? Cabrón no le digas así a mi amigo Escarabajo. No te burles de la gente con defectos

Y le metí una galleta. Esa galleta sonó de aquí a casa de tu mamá, cabrón lector. El se tocó la cara y yo puse mi pose de pelea.

Yo seré bellaco, sucio, puerco, y bloguero pero pendejo no soy, y de Baby Rasta no me iba a dejar dado. Así que comencé a pelear con el. Le di una clase de salsa tan cabrona que Roberto Roena me felicitaría. Pero él, como cobarde que es. Rápido sacó el culo y mandó a sus manduletes a pelear su pelea. Ya ustedes saben el resto. Le patié el culo a  5 de ellos. Tu sabes como son los cacos que no pueden pelear solo y necesitan el bonche. Pero lamentablemente eran demasiados. Cuando derroté al mamabicho número 12 Baby Rasta me dio con la culata de una pistola, pa mí que una Magnun 9 Milímetros. No sé, en verdad no se mucho de armas. Entonces el cabrón aprovechándose de la situación me cogió en el piso y me escupió en la cara y me dijo:

-Gringo ahora te va a meter el bicho por el culo.

-¡NO!

Se escuchó fuertemente. OG Black detiene a Gringo justo a tiempo.

-Ese culo es mío.

OG Black comienza a bajarse los pantalones y el calzoncillo y muestra un bicho que parece un brazo de nene. Entre todos los secuaces entonces me comienzan a desnudar. Me rasgaron la ropa y todo. Yo no lo podía creer. Iba a ser violado por OG Black. Me pusieron poca abajo y de momento, tanto fue el nerviosismo que me mee y me cagué encima bien cabrón. ¡Fo! Mi hedor a mierda impregnó todo el restaurante. Una mezcla de peo de cerveza, caca blandita, mezclado con huevos y malta mal digeridos quedó en el lugar. Baby Rasta se fue no sin antes cagarse en mi madre.

OG Black se le bajo el bicho automáticamente y cometió un barbarismo. Se metió el bicho el mismo. Gringo se vomitó en mi pecho. Los que no le daban el hedor a mierda se reían y los que si les llegaban se desmayaban, unos convulsionaban y escuché a par de gente llamando a su mamá en el desespero. Yo estaba tan abochornado que me fui, Escarabajo me siguió. El intentó poner paz en mi alma pero era inútil. Estaba encolerizado. Encabronado. Ido de mi ser. Le di las llaves. El condujo a su casa y no le dirigí la palabra solo para decirle “adiós” a secas y tomé el volante y me dirigí a mi casa.

Pasaron días, semanas, meses en donde me quedé pensativo, descontrolado. Baby Rasta me humilló, A MÍ…A MERDOfuckingCRATA. Hijo de puta. Esa no se la iba a personar jamás. Estuve pensando tanto en lo que iba a hacer. Yo sé lo que quería, no soy pendejo. ¿Pero cuándo? ¡Ahora puñeta!

¿Ustedes saben lo que es un webolver?

Pues yo literalmente tengo uno, cabrón. Ahora si que estaba yo más caliente que el switch del sol. Cuando joden conmigo joden con el mejor y cuando Merdócrata anda encabronau, u yu yui, es que se ponen los webos a peso. Me puse mi webolver en el culo bolsillo. Merdócrata va de cacería.

3 de Marzo de 2010

Era de noche, me estacioné un poquito lejos de un estudio de grabación donde se rumoraba en las redes sociales que Baby Rasta estaría grabando varios tracks para alguna producción de mierdatón. Todo es sencillo. Solo ser paciente y cogerlo desprevenido. Compré unas Pringles en el camino. Son tan buenas pero tan irritables para comer en especial cuando te comes la mitad del pote y no te cabe el puto brazo. Me limpié las migajitas de papitas que tenía en la barriga. Soy un puerco comiendo. Entonces percibo que dos hombres pelabichos salen del estudio de grabación. Me doy de cuenta pero me da indiferencia. No los conozco, no me interesan. Ellos miran con una cara extraña como que rebuleando y hacen una señal hacia dentro del estudio como dando un visto bueno para algo. Entonces cuál fue mi sorpresa cuando veo como es que Baby Rasta aparece. Ambos cabrones lo custodian dirigiéndolo a su automovil.

Sigilosamente me baje de mi carro y la oscuridad de la noche me sirvió como manto para poder pasar desapercibido. Le había echado W40 a la puerta so que el rechino de la misma al abrirla fue mudo. Noto cuando Baby Rasta se monta en su carro y comienza a hacer chistes pendejos sobre que tan cool es él y cómo Gringo, su partner de toda la vida no es otra cosa que la sombra de él. Mofa tras mofa seguida de una esnifiá de raya que se dio el cabrón ese de cocaína. El reggaetón deja aunque seas un has-been tal parece. Luego de darse ese fuetazo el cabrón le da por prender los focos de su carro. Un gran error.

Saqué mi webolver y arremetí con un grito de guerra.

-CULOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO (de mujeeeeeerrr)!!!

BANG

BANG

BANG

Muchos BANG puñeta

Cogí el carro de Baby Rasta y lo dejé más hueco y feo que el culo de Manny Colón. Gasté un peine y sacaba otro, cargaba y seguía cociendo a tiros el puto Célica ochetoso de ese tragaleche. Me acerqué a la escena del crimen.Vi a todo el mundo hecho mierda, vi a Baby Rasta rezándole a Dios, cagao y meau tal y como me dejó a mí aquel día en La Lomita. Entonces me bajé el pantalón, puse mi culo frente a su abdomen y cagué un peo tan cabrón e hijo de puta que le perforé el estómago. El lloraba y suplicaba. Oí las sirenas. Seguro era la policía de Puerto Rico. Me monté en mi Datsun y conduje con el cristal bajau fumando un cigarrillo, dándole pal frente hasta encontrar la costa más cercana.

Me perdí. Baby Rasta llegó a intensivo. Dicen las malas lenguas que se sometió a una reconstrucción del estómago gracias a mis acciones puercas y deshonestas. A mi me importa un bicho. La policía le pidió a él que narrara los hechos y el simplemente mantiene la boca cerrada. ¿Quién le creería que una persona mitad hombre y mitad mierda puso en peligro su vida? jaja, Se joda. Aún conservo noticias del evento.

Noticias de alrededor del mundo aparecen las cuales me inchan el corazón:

Hoy por hoy Baby Rasta guarda silencio porque sabe que meterse con Merdócrata es como meterse con el Green Giant y hablar mierda del maíz. Papito, tu sabes, ponte pa tu número y pa los welebichos que hablen mierda de mí, cuidau, que la furia de mis intestinos podrá reventarles el estómago. Gracias por esperar mi nuevo post. Me defeco en vuestras progenitoras. Chau.

Adictos al Culo

Hola mis amigos y todos esos hijos de mil putas que me leen les habla pues obviamente el Merdócrata, tu sabe, caballero por exelencia y paladín de ua buena metía de bicho siempre. Como bien saben soy un tipo que gusta mucho hablar de la crítica social y religión y a duras penas hablo de sexo so que tenía que darle un espacio a toda esa mierda y dedicarme a hablar así sea por hoy, al menos, de bellaquera. Pero este post no es de bellaquera para que las mujeres se mojen y me manden sus cricas rebozadas a mi correo electrónico (merdocrata@gmail.com) sino para hacer un servicio público como de esos que siempre me ofrezco a dar por aquí. Porque soy fiel creyente que debo de siempre aplicar mi experiencia personal y alto niveles de conocimiento sexual y humano para el disfrute de usted. De esa manera a la hora de que usted meta mano con una mujer no termine con un embarazo no deseado o con el bicho amputado.

Primero que todo para poder ubicarnos bien tenemos que estar cociente de lo que es el culo y donde se ubica. El culo (el tira peo o bota mierda dependiendo de que parte de Perú o parte de nuestra isla eres) es una herramienta de placer que también sirve para botar la mierda de tu sistema. Su ubicación es en la espalda baja, entre medio de las nalgas y en el caso de las mujeres, a una uña de la chocha. Si abres tu trasero, exploras con tu dedo anular y sientes un orificio pequeño, ese, mi amigo, ese es el culo. Quería dejarlo claro pues no quería empezar el post con la gente perdida sin saber lo que es un culo. Bueno, siguiendo a lo nuestro, el culo es un instrumento de placer puesto que está ubicado en una zona en donde todo lo que le rodea produce bellaquera. De la cintura pa’ bajo, todo lo que hay en el cuerpo humano sirve para pararle el bicho o mojar la jaiba a cualquiera. Es la zona roja de nosotros como especie.

Si las tetas son cerros de pasión; el monte de venus, un bosque de olores sabrosos y la vagina una mariposa de alas abiertas, el culo es algo así como un túnel oscuro en donde esconden un cadáver en alto estado de descomposición, pero que a su vez, ayuda al ambiente, puesto que de ese nauseabundo cadáver obtenemos el abono en el cual crecerá esa hermosa flor el cual llamaremos SEXO ANAL. Entiéndase, que dentro de una macabra escena tenemos algo eco-friendly y nosotros, los amantes de una buena comía de culo (de mujer) atesoramos. Porque siempre hay que tener esa visión clara de que el culo es como una segunda tota y que nosotros, como hombres que somos estamos siempre dispuesto a destrozar explorar.

¿Pero qué hace que un culo sea un buen culo? Esa pregunta me lo hace todo el mundo mientras camino en la calle y yo siempre respondo con lo siguiente: Cada culo es especial. Me refiero a lo siguiente. El culo es algo que aunque parezca genérico, un huequito que parece un eclipse solar, la realidad es que tiene su personalidad. Yep, el culo tiene su propia identidad. De la misma forma que todos los chinos aunque se parezcan no son realmentem real, real realmente iguales, los culos son igual. Unos peluditos y otros razuraditos. El hueco anal es una jodienda que posee su estilo.  Unos más abiertos que otros, otros más apretaditos. Pero todos igual de placenteros. Siempre es bueno verlo. Causa sonrisa. Te alegra el día. Porque un culo es simple. Es como ese nene huérfano o perrito que quisieras adoptar y no quieres abrazar por miedo a enamorarte de él. El culo es amigable y fiel. Te llena de vida. Te da paz.

El culo es político. El culo es comunista porque equitativamente todo el mundo tiene uno no importa su condición económica o social. El culo es capitalista porque con una buena cifra de ceros te consigues uno. Es como la carta de Declaración de Independencia de los Estados Unidos “todos son creados iguales”, aunque no todos se comportan igual. El culo está en todas. Omnipresente. Donde quieras que busques está en todas partes. Es como Barbie, tiene múltiples funciones. El culo critica. Aprueba y desaprueba. Con un peo finito te sonríes, con un peno fuerte como trueno te molestas, con un peo regulado te cagas la nariz.

Son tantas las cualidades del culo que lo aprendes a atesorar. Lo aprendes a querer. Lo aprendes a Amar. Y cuando llegas a amar entonces es cuando tienes que ser precavido. Porque el amor al culo es como cualquier tipo de adicción y cosas tomadas en exceso. Te joderás. De la misma forma que un hombre que ama a su mujer tanto que se tira la maroma de golpearla y degollarla porque si no es de él no es de nadie la gente se cela bien cabrón con el chiquito. Si eres el primero en darle por el joyete a tu mujer tu rápido sientes que ese hueco tiene dueño y que ese dueño no necesariamente es el cuerpo que lo tiene sino que tu sientes que es de tu pertenencia. Ese culo te corresponde porque fuiste aquel que logró entrar por las puertas de ese intestino. Tu pinga habitó ese colon y te niegas a que otro hijo de puta sea inquilino de ese lugar. Se puede comprender. Amas ese culo. Le dedicaste atención y cariño. Lo mereces.

¿Pero qué sucede cuando te vuelves tan adicto a lo que es culo? Puedes de-sensibilizarte. Puedes llegar a cometer errores atroces. Al punto tal de que, Dios perdone, llegues a pensar que culo es culo y meterselo a tu mujer es igual que meterselo a una gallina, una perrita, a tu jefe. Meterselo a una jeva o a un macho te dará lo mismo y entonces te meterás en serio lío. Si eres mujer se supone que el culo debes de dar, por agradecimiento a un buen almuerzo, o por una quincena bien gana, o por amor, so que es natural en ti dar culo pero cuando usted hombre siente la necesidad de dar tu propio culo para sentir placer es entonces cuando andas contra-natura. Las mujeres pueden coger por culo, el hombre no. A menos que seas maricón y eso es lo que te guste (cosa que respeto), un hombre que pida a su mujer que por favor lo calce con un plátano maduro o mínimo, el dedo gordo del pie necesita ayuda. Así empieza. Luego notarás que se pierde de tu casa, mujer, tus pinta labios, polvos de la cara, tus pantaletas y jodiendas y cuando te des cuenta tendrás una puta más puta que tu y te digo, honestamente, las putas no quieren competencia. La sangre va a correr.

¿Qué me dices de aquellos que tienen una joyita de hembra que tienen el culito tan apretadito que tienes miedo de que tenga un colapso anal y que todas sus viceras le salgan de un estornudo si se lo llega a emburrar por completo? ¡Uff divina sensación! Es como tener un culito “Collector’s Edition” en donde si abres el paquete le pierdes el valor. Quieres espetar tu miembro ahí, claro, se comprende, amas a esa jeva pero mientras metes ella está apretadita y toda la pendejá. Entonces reflexionas y te dices a ti mismo, ¡Hey un momento! Ese culito no quiere maltrato, lo que quiere es cariñito. Unas pasaditas de lengua, una caricia y que le digas “te quiero”.

Le dices “Te quiero” porque ese culito viene de una mujer especial. La que atesoras y deseas con todo tu ser. Porque ese ser divino analizó y entregó lo suyo, su huequito anal porque te siente, te ve como hombre y ella te ve a ti como su mujer. Porque aquí es más que una adicción al culo. Es dar el culo por amor. Cuando se lo tocas, cuando lo frotas con tu miembro y ella vira su carita y te dice “Te deseo”. Te la comes a besos, sus pezones se erectan y su vagina fluye como manantial en primavera. Es en ese momento cuando el bicho se te pone como tizón y te dices a tí mismo. “En hora buena, Merdócrata. Eres todo un hombre.” Me palpita el bicho, late mi corazón.

~ A la memoria de un culito especial ~