Etiquetado: satanás Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • merdocrata™ 5:27 pm el October 27, 2012 Permalink | Responder
    Etiquetas: , asesinato, , , , boca, , chicha, , , embarazada, , , , mordida, , , , prepucio, , , satanás, , ,   

    Sexo Satánico 

    Allá para el siglo 20 como para el año 1997 yo era un tipo que estaba en ná. Dolido por pasadas experiencias y sobreviviente de vivencias en donde aprendí a ser mezquino con las mujeres para poder desarrollar una coraza que me hiciera a prueba de pelos de crica, me puse a vivir la vida al máximo. ¿Cómo? Intente muchas cosas. Tratar a las mujeres como mierda, objetos, instrumentos de satisfacción etcétera, tu sabes, cosas que un buen hombre hace para poder cumplir con su cuota masculina. Ser macho es cosa seria para mí. No soy una persona muy sentimental en lo que se refiere a las artes del querer. Rara vez amo; de hecho lo evito. ¿Por qué? Bueno, entiendo que el amor es algo que complica las cosas en una relación. De hecho. Qué carajos. Ni relación es lo que quiero, o a menos quería durante esa época noventosa. No. Quería ser libre. ¡Oh si! Lejos de responsabilidades y de cabronerías que me afectaran mi mente. Yo… pues, hablando claro, yo quería chichar. Pero aunque yo solo quería chichar, como dije anteriormente, había algo que me preocupaba. Yo era y de hecho sigo siendo un tipo con cierto tipo de “necesidades especiales” y siempre deseo, mientras sea posible, disfrutar de los placeres de la vida. Los míos, personalmente, son muy peculiares. Me gusta atacar sexualmente a mis parejas mientras duermen, comerles las totas sorpresivamente, abofetearles en la cara con el trapo de bicho mío, y meterles el dedo en el culo como muestra de afecto. ¡Pero yo quería más! Soy un dinámico en el sexo.

    Quería comer culo (de mujer), devorarle la crica a un jeva, chuparle las tetas a la mujer más mezquina de Trujillo Alto, soy un depredador sexual de fetiches nauseabundos y devorador de almas de mujeres en pena gozosas de buena maseta. No puedo lidiar con tanta presión. El bicho lo tengo hecho un pretzel de tan bellaco que estaba, cuestionando, lleno de interrogantes sobre cómo satisfacer estas necesidades biológicas que tanto alteraban mi cuerpo y alma. Entonces no pude más. Tomé las llaves del carro y escapé; bueno, escapé de mi hogar pero no de mi mente fresca, nauseabunda y ninfómana que solo piensa en los más grandes placeres que un hombre tan enfermizo como yo pueda tener. Conduciendo en mi vehículo de motor reflexiono al respecto. Llego a una calle sin salida y paro en seco. Vi algo que me deja perplejo. Bajo una caja de cartón veo una pequeña perra, chichuahua, media sata, pequeña, con las tetas inflamadas y unos perritos mamando del sabroso néctar que emana de su madre. Me di de cuenta de una cosa. ¡Eureka! Quiero chichar con perras mujeres embarazadas.

    Es entonces cuando me doy a la tarea de visitar chicas de todo el país, en especial mujeres preñadas de áreas olvidadas de Dios como Adjuntas, Aguas Buenas y Maunabo, pueblos en donde aún los machos chingan y preñan a sus jevas solo para tener mano de obra para poder recoger el tabaco, tu sabes, tierra de nadie. Tenía tantas ganas de chichar y tantas mujeres con ganas de ser agradecidas de un pingazo de su amigo inexistente Merdócrata que… Dios mío, el cielo era el límite. Fui a tanta barra de mala muerte veía, interactuando con tantas barrigonas como me fue posible, sea pagándole tragos y pagándole cigarrillos Marlboro pero luego de tantas citas a ciegas con mujeres y de muchos intentos infructuosos logré dar con una que se dignó en abrir su corazón. Su nombre era María, ella era del pueblo de Trujillo Alto, un pueblo en Puerto Rico en donde la gente sabe que existe en el mapa pero jamás han pisado suelo en él. Dentro del Área Metro pero perdido en tiempo y espacio en donde la gente aún cortan caña de azúcar en temporada de zafra y tabaco creo que era un lugar idóneo para poder hacer mi fechoría sexual.

    María era una mujer de mediana estatura, ojos verdes  y redondos, blanca, pelo rubio de farmacia y con un hedor a mentol penetrante. Cierren los ojos e imagínenla. Sus tetas eran medianas pero respingadas, buen culo, piernas gorditas y una panza descomunal producto de sus casi 9 meses de gestación. Todo un personaje. Cualquiera que la ve de frente pensaría que es de parcela. ¡La típica mujer boricua! Me le acerqué con sigilo y le dije “vaya grilla que dura estás, te daría un pingazo en este momento”. Eso a mi me funciona con todas las jevas. La tipa se viró, pude oler sus jugos vaginales y me responde “wau, solo un macho muy seguro de lo que quiere puede hablarme de esa manera”, y me agarró la pinga y se puso de rodillas y me lo empezó a mamar como si nada. El cajero se puso nervioso y se marchó. ¡Perfecto! No me agrada que hombres se masturben mientras le meto mi pingasaurio rex a una jeva y así fue. Ella me desnudo, mi maceta estaba encendida, ella con su ropa aún, luciendo unos mahones rotos, con su camisa del perrito de Taco Bell bien afuego y esa mirada que decía “dame esa pinga, welebicho” me puso tan excitado y tan caliente que la cogí del pelo, le metí una galleta y la reventé contra la puerta de cristal de la nevera donde estaba los jugos Snapple.

    La chica calló inconsciente en el suelo y en su frente se dibujaba un puntito rojo. Me estuvo curioso. Pero pronto es punto rojo se transformo en ríos de líquido rojo y viscoso. El tiempo se congela. Algo no andaba bien… Heme aquí, asustado, helado, paralizado ante la escena que tengo frente a mis ojos. Una mujer embarazada bañada en un charco color carmesí de sangre y yo como un welebicho sin saber qué hacer. Muchas fueron las ideas que pasaron por mi mente en ese instante. Ir preso, el culo devorado por O.G. Black o cualquier pingudo afrocaribeño, ser la puta de alguien, sobrevivir, pena de muerte, dejar de escribir mierdas por internet… pensamientos que ponen a una a reflexionar en una escena del crimen en donde no tienes ni puta idea qué hacer. Acerqué mi rostro de mierda a su pecho, quería escuchar su corazón, nada de nada, revisé sus ojos, dilatados y perdidos, no parpadeaba… ¡mierda!

    Comienzo a frikearme, lloro, mira a todos lados mi pongo de rodillas frente al cadáver de la futura madre irresponsable y me llevo mis manos ensangrentadas a la cara… Las veo. Veo la sangre, puedo sentir hasta el sabor metálico de la misma, se me eriza la piel y casualmente se me para el bicho. Sí, se me ha parado el mamerro viendo la escena. No sé por qué culos pasó pero la pinga me azotaba el ombligo. Estaba bien bellaco. No podía creer que esta escena tan macabra se volviera una sumamente cachonda. Yo desnudo frente al cuerpo inerte de una embarazada. ¿Qué podía hacer ? Lo más sensato: le rompí lo que le quedaba de ropa, le baje los mahones mierdas que tenía, le arranqué su fokin camisa. Le bajo las pantaletas y le inserto el miembro con furia. Saboreo sus pezones prietos por el embarazo, mordisqueo su ombligo brotado y sigo atornillando mi bicho en ese bollo mojado en glóbulos blancos y rojos. Pero de momento…

    ¡¡¡¡AAAAYYYYYYYYYYY!!!!!1!! Tremendo pinchazo siento en la cabeza del bicho. Saqué la tranca rápido como una bala y vaya sorpresa la mía cuando veo que tengo guindando del miembro un bebé 9 mesinos. ¡El muy cabrón estaba furioso! Me mordía la maseta y yo no sabía qué hacer. Gritaba adolorido, pero tenía que hacer buche. “¡Estás en una escena del crimen, cabrón!” me decía en la mente. Tuve un forsejeo con ese escuincle que seguro estaba rabioso porque yo, accidetalmente maté a su mami. “Socio mala mía, no era mi intención”, le decía al cabronsito para que soltera mi virilidad. Recurrí a la fuerza. Le metí puños, picadas de ojo pero nada de nada. Me revolqué en las góndolas, resbalé, caí, me espeté una lata de habichuelas coloradas GOYA en el medio de la espalda. Pensé de momento que quedé parapléjico pero la visión breve de estar en silla de ruedas y hacer programas para cabrones de 10 años para abajo me hizo obtener fuerzas, así que cojí al bebé de sus pequeñas piernas y lo halé bien cabrón y pude ver cómo es que se desgarraba el prepucio de mi trapo de bicho gracias al mordisco del hijo de puta y el tirón.

    Sangre en mi pinga… terror… un bebe llorando, botando espuma en la boca, con los ojos rojos de cólera .Observé detenidamente su rostro y tenía como que dos cuernitos brotándole de la frente. No sé, quizás eran chichones de los puños que le metí o algo así. La cosa es que el cabrón abre su boca y me dice “Merdo, hijos de puta, el bicho o tu alma”.” ¡El bicho! Por supuesto”, grité yo. Huy que susto, puñeta. Comenzaron como que no sé, a brotarle unas alitas por la espalda y yo como que pal carajo, fui corriendo al baño de la gasolinera e hice lo más sensato: metí al bebé demoniaco entre la bacineta y la tapa del inodoro y comencé a cerrar y abrir la tapa del inodoro fuertemente. El gritaba. Le estaba aplastando el cráneo con furia. Esto estaba más feo que una cagada en Dios en Viernes Santo. Se cagaba en mi madre, blasfemaba, decía cosas hirientes, que lo tenía chiquito, que el apocalipsis se acerca, que Luis Fortuño regresará al poder. No pude más. Puse mi culo frente a su boca nauseabunda y cagué un mojón kilométrico. Vi como se le llenaba la boca de mierda y como la tráquea  se le cerraba y poco a poco dejaba de patalear; no perdí tiempo, lo eché en los orines rancios y flochié el inodoro.

    Escuché el sonido de las sirenas. La policía se acerca. Un hombre desnudo al lado de un cadáver y con el mamerro parado es evidencia fara que le echen 40 años a perpetua y me largué no sin antes graparme el pellejito del prepucio y me fui a la fuga. Rápido encendí mi radio y puse la estación de la policía. Buscaban un sospechoso, humano, cabeza de mierda. ¡Ea puñeta! Descrito de arriba abajo así que hice lo más sensato y me dirigí hacia el Comité del Partido Nuevo Progresista más cercano y solo fue así como logré que perdiera la policía la pista.

    Hoy por hoy mis gustos en las mujeres han cambiado constantemente y me he dedicado a escribir blogs y adoro contar mis vivencias, pero si de algo he aprendido. Les digo, el amor de una madre es fuerte pero más amor le tengo al bicho mío. Ahora cada vez que veo a una perra preñada solo puedo pensar en 2 cosas: en como se me para el bicho y en esa noche donde violé un cadáver y un bebé enviado por Satán me mordió el bicho.

    Experiencias que contar…

     
    • Jazz 7:53 pm el octubre 28, 2012 Permalink | Responder

      cabron tu deberias hacer peliculas de torture porn y snuff, nos harias feliz

      • merdocrata™ 8:57 pm el octubre 28, 2012 Permalink | Responder

        gracias escoria de mierda, tus palabras me motivan a seguir siendo la basura de ser “humano” que soy.

    • cindyjohanne 8:43 pm el octubre 30, 2012 Permalink | Responder

      ok no me hagas caso (/_~)

    • MiSs.Fr3aK.666 8:01 pm el octubre 31, 2012 Permalink | Responder

      [me he reido kon kojones y me pregunto xrke no haz skrito 1 kbron libro]

      • merdocrata™ 6:00 pm el noviembre 1, 2012 Permalink | Responder

        Debería hacer un compendio de vivencias que sirva como manual de instrucciones para basuras del ciberespacio. Gracias por el consejo.

    • Magdiel (@magdiel787) 5:00 pm el noviembre 2, 2012 Permalink | Responder

      Mind fuck

    • Corinne Von River 6:22 pm el noviembre 2, 2012 Permalink | Responder

      No se ni q opinar, tu eres tan basura q metes con cualquiera … A veces me pregunto si también cometerías incesto …

      • merdocrata™ 9:15 am el noviembre 4, 2012 Permalink | Responder

        Yo no tengo padre, madre, hijos, hermanos, etcétera. Lo más cercano a un incesto sería hacer un barbarismo y metérmelo yo mismo

    • Karen 9:36 am el noviembre 4, 2012 Permalink | Responder

      ahahahahahaha el bebé me mato de la risa muy buen blog, mis condolencias a tu pipi ojala y no este endemoniao XD

  • merdocrata™ 2:08 pm el February 4, 2012 Permalink | Responder
    Etiquetas: 666, , , aventura, , Chower, cielo, conejo, , Elvis, gracias, incomprendido, lion head, , Maltés, , , pet shop, pez, satanás, satánico, Tou   

    Elvis El Conejo Diabólico 

    Conocí a una amiga y esta amiga tenía unas fantasías locas de tener consigo unos animlitos especial. Ella me hablaba de que quería un burrito, una llama y una cucaracha ¡Ah! Pero lo que ella más quería era un conejito. Pero no cualquier tipo de conejito. No, nonono, ella quería un conejo de raza “lion head”. Los conejos lion head son como que normales pero tienen la cabeza pelúa como un león o el bicho mío. Bueno, la cosa es que yo quise en un momento acompañarla a un pet shop y hacerle pasar un momento fenomenal a ella. Tu sabes, quién sabe si con gestos tiernos la llegaba a conquistar y sabrá Dios que más. Llegó el día y fuimos a ese Pet Shop. Uno no muy famoso pero ubicado en el oeste de la isla y nos acercamos al sitio pues corrían rumores de que los famosos conejos lion head habían llegado allí. La chica estaba exitada. Por fin tendría su mascota y yo en mi mente pensando que con un conejo me daba ella su corazón y partes íntimas. Caminamos por toda la tienda en búsqueda de los conejos no sin antes pararnos en las peceras y ver que tan aburrido son los peses, vimos culebras, ratones y cuanta mierda hay pero lamentablemente no vimos el paradero de los lion head. Ella se puso triste y si ella se pone triste entonces yo me pongo peor porque entonces se me jode el guiso con la grilla.  Fue entonces cuando divisé este bello conejo de la foto que les mostraré  continuación:

    Era un conejo verdaderamente hermoso. Cabello gris, negro y blanco y unas orejotas cabronamente largas. La chica se desvivió al verlo me dijo que lo quería. Lo compramos. Ella se llevo su jaulita color violeta y pendejerías para el conejo. Esa mujer estaba tan felíz… Tanto así que cuando nos fuimos del lugar ella se despidió de mi no sin antes soltar a Elvis (así nombro al susodicho animal) dentro de su carro y conducir a su casa con el conejo en la falda sin importarle si el cabrón conejo se le meaba o cagaba encima. Su amor hacia ese animal iba más allá a los orines y la mierda. Esta mujer amaba ese animal. Su familia estaba llena de felicidad y no era para menos. Ellos son amantes de las mascotas y un nuevo miembro de la familia estaba por llegar y ser la sensación de la casa.  Yo estaba muy seguro de eso. Y efectivamente eso fue lo que pasó. Por teléfono ella me llamaba y me decía cómo es que Elvis había sido todo un querendón. Los nenes lo adoraban, su madre lo apapachaba, ella lo cargaba de allá para acá y de acá para allá. Era un amor cuadrúpedo.

    Pasó el tiempo y nos volvimos pareja y llegué a quedarme en su hogar varias veces. La pasaba chilin, chilin… bueno no les voy a menir. Hubo algo que me incomodaba. Era la existencia de un canino llamado Chowder. Chowder es arameo para “perro infernal”. Ese perro estaba más que cabrón. Ese perro jamás me quiso con cariño. Recuerdo que cuando pise la casa de mi amiga por primera vez ese perro quería comerme. ¿Era un pitbull? ¿Un Dogo Argentino? Cojones, era un maltese. Pero este maltese me jodía a mi personalmente y se ponía como un puto león. El perro estaba cabrón. Su primera muestra de cariño fue morderme un dedo el muy hijo de puta. Chowder no me simpatizó. El era un perro dos caras. A fuego con todo el mundo, ah, pero si Merdócrata anda de cerca pues me jodía porque comenzaba el caos. Ladraba feo con cojones. Era una mezcla de ladrido con chillido. Algo así como un “Ááá….áááa….ááááa…á..Á”. Me inchaba los webos.

    Un día mi amiga se va a trabajar y me deja a mi a cargo de su perro. Me dice que lo deje suelto dentro de la casa porque de esa manera no me ladraba y era más simpaticón conmigo. Tenían que conocer ese perro. Suelto venía a lamerme las manos y era tierno si es que ella estaba cerca, rápido que daba la espalda se ponía cabrón conmigo. Me mordió en tantas ocasiones, puñeta dios, estaba cabrón. Pues nada, yo le dije a mi chica que no había problema que se lo cuidaba en lo que ella llegaba. Lo primero que hizo al soltarlo y ella irse al trabajo fue correr como demente y comenzar a tumbar cosas dentro de la casa. Tenía déficit de atención con hiperactividad; súmele que tenía problemas incontinencia urinaria. En una estaba yo corretiándolo por la casa porque acababa de meterse en el baño y se había robado un poco de papel de limpiarse el culo. Corrí como demente y el se me escondía hasta que de momento mi pié patinó en uno de sus charquitos de meau caí de espaldas y me di con la mesa de la cocina fuertemente en la nuca.

    Pierdo el conocimiento…

    Me levanto y estoy acostado en la cama de mi jeva. ¿Cómo carajo llego ahí? No tengo ni puta idea los juro. Solo les puedo decir que lo que pasó después de eso ha sido una de las cosas más absurdas que he vivido en mi existencia.

    “¡Levantate  cabrón!”, me dijo la voz. Mire a mi lado y estaba Elvis al lado de la cama. “¡¿Quién carajo es?!” dije yo y el conejo me dijo “Soy yo welebicho”, tu sabes socio lo que hice, ¿verdad? Se me salió toda la mierda del intestino. Sorprendido, asustado, me quedé en shock mientras esuchaba a Elvis hablarme: “Te caíste como un pendejo tuve que subirte aquí a la cama. Oh Merdo, nececito un amigo.”, me dijo el conejito con sus orejitas caídas, “no puedo más con esta familia en especial con mi ama. Estos humanos están cabrones. Yo me la paso todo el dia comiendo mierda en mi jaulita (literalmente) y ella no me quiere dejar salir afuera porque dice que Elvis es un comelón. Porque Elvis se la pasa jodiendo las paredes y haciendo “fofi” por todos lados. Me duele de parte de ella. Porque el muy cabrón de Chowder se mea en todos lados y yo, que a penas cago bolitas me regañan o sea, jelou, ¿Cuál es el show de mi ama? Me tiene bien encojonau, puñeta. Yo no soporto mi vida…”

    El conejito se sinceró y se me trepó en mi pecho pelú y comienza a hablarme:

    “Merdócrata yo se que tu eres un cabrón y mereses que tu mujer te pegue cuernos y tus blogs son una mierda, pero eres la única persona real con quien puedo sacarme esto de encima. Chacho, te digo. Todo empezó mal desde el día uno. Soy una chica. Tengo criquita. ¿Me ves bicho? No, ¿Por qué? Porque soy nena, Merdócrata. Desde el día uno esta… cabr…. desquiciada me hace llamar Elvis. You know, Elvis, es como si tu Merdócrata te hicieras llamar Angie Rivera o un nombre así de mierda. Tu sabes, nada cool. Me gusta ser femenina. Me encabrono, me faltó el respeto. Luego la muy dick me da de comer unas mierdas ahí que son como unos palitos verdes. ¿Qué mierda es esa? ¿Dónde está el arroz blanco, las patitas de cerdo, la cerveza? jaja, dije cerveza? Ay Merdo, si yo lo que hago es tomar agua de un envase plástico y yo tengo que pasarla la lengua a un pinguito de metal ahí para que me suelte unas gotitas. Cualquier cabrón se muere de sed. Ustedes par de cabrones se ajuman en las madrugadas y se dedican a chichar y a tirarse peos. ¿Yo? Yo solo tengo que quedarme aquí solitario, moviendo mi naricita y ver a ese puto pez Tofu hacer un carajo. Yo… yo no quiero ser como Tofu… Yo quiero vivir. Quiero salir. Quiero ser libre. Merdo, por favor… haz… haz algo…”

    Las palabras del animalito me cautivaron y su silencio fue automático rápido que Chowder entró al cuarto y se acercó al conejo.

    “Merdo… a…yu…da…me… 😥  ”

    Mi corazón no pudo más, agarré a Elvis fuertemente, patié el puto perro y me lancé por la ventana del cuarto. Se le olvidó que esas ventanas son Miami. Me dolió, me cagué en D##s, y corrí, corrí rápido rápido rapidísimo. Con lágrimas en mis ojos de pena y una sonrisa tímida, Elvis se acurrucaba en mis brazos mientras yo, monte adentro me adentraba. Sentí la necesidad de amar. Supe por primera vez la importancia de salvar un animal. Quise darle la experiencia única de ser libre, de poder vivir. Quise que su mundo tuviera un sentido. Mi corazón se ponía blandito y mis pulmones a penas bombeaban aire. El corazón se me quería salir de la boca.  Bajo por la maleza, cruzo una carretera y no me percato que un hijo de mil putas conduce borracho. No me divisa y me da un cantazo bien cabrón yo soy arrastrado por la brea y Elvis vuela por los aires.

    A penas mierda puedo recordar, solo veo sangre en mis manos, las patrullas de la policía y un agente de la Defensa Civil… una carita puedo divisar al otro lado del camino. Es el cabrón de Elvis que se escondía en unos escombros que hacían en la orillita. El público aparece en la escena. Me ven cagao, meao y adolorido. Entre ellos hay un niñito blanquito, pelú y cabello ricito. Recoge a mi buen amigo Elvis, y es entonces cuando del paradero de mi compañero de viaje y fatídicas aventuras no vuelvo a saber.

    Ya han pasado 7 meses de este suceso. Me recuperé de mis heridas, mi relación con mi amiga ha estado bastante aceptable y Chowder sigue siendo el mismo hijo de perra que siempre fue. Pero cada vez que llevo a mi pareja a trabajar siempre me detengo en el mismo lugar donde perdí de vista a mi amigo Elvis. Apago el carro, me siento sobre el bonete y miro hacia el cielo rogándole a los cielos que en algún lugar  mi poco comprendido amigo haya conocido la alegría eterna.

    “¿Dónde estás querido amigo? ¿Me escuchas?” – Grito a los vientos – “¡Quiero que seas feliz!”

    Cierro mis ojos, escucho el silencio. Imagino… Imagino que en algún lugar de este mundo sus orejitas se paran y me responde mi conejito:

    "Gracias Merdo... Ya soy feliz"

    Te quiero Elvis

     
    • El Gallo 2:26 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      Diablo kbron……ese conejo…es….EVIL….ha nacido un ser siniestro!

    • Ramesis 2:37 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      Jajaja ese cantazo con la mesa te dejo mas loco de lo q estabas lol

    • Culito de pan 2:44 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      Mira al cabron perro ese le doy una pata en las bolas pa q crea en dios el diablo o buda. Pobre conejo a lo mejor conocio mejor vida en un guiso alrededor de muchas papitas. Me gusto hoy no hablaste de mierda o culos

      • merdocrata™ 3:19 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

        Me siento un poco desnudo cuando no hablo de eso. Gracias por tus palabras.

        • culito de pan 5:01 pm el febrero 7, 2012 Permalink

          Desnudo ehhhhhh

        • culito de pan 5:03 pm el febrero 7, 2012 Permalink

          Desnudo ehhhhhh

          Jni

    • coloraita 2:56 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      not like

    • El Escarabajo 2:57 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      Una de las mejores historias de amistad y libertdad desde E.T.!!!!!!

    • Morfea 3:00 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      Te estas convirtiendo en un pan de Dios……a mi los conejos me gusta mas en mole verde y los perros en tacos al pastor.

    • Pepita Gandulez 5:02 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

      Para Chowder:Tres pasitos y problema resuelto. El conejo como quiera
      se jodio, otro niNo lo habra encerrado en otra jaula de mierda apestosa.

      • merdocrata™ 5:12 pm el febrero 4, 2012 Permalink | Responder

        Honestamente no sé como lidiar con este comentario. Lo que pides es algo extremo. Con la patada bastó no más.

    • Juan J.Jota 2:57 pm el febrero 5, 2012 Permalink | Responder

      Te jodistes los cojones por el puto conejo y el muy cabrón terminó en manos de un chamaquito amante de Justin Beiver;ahora si que se jodió el conejo.

    • Corinne Von River 4:17 pm el febrero 6, 2012 Permalink | Responder

      OMG! Me reí tanto leyendo este post; q vuelvo a cada rato a leerlo. Mega love it!! Una historia d animalitos siempre me alegra el día. T quedó mega bueno!

      • merdocrata™ 3:42 pm el febrero 12, 2012 Permalink | Responder

        Siempre es bueno variar las historias. o siempre estoy chichando, no siempre, casi siempre pero no siempre.

  • merdocrata™ 12:54 am el May 24, 2011 Permalink | Responder
    Etiquetas: bipolar, , , , energía, hijo, , negativo, , , , salsero, satanás, yo   

    El Hijo de Puta que hay en mí 

    Todos nosotros somos personas las cuales tenemos múltiples personalidades. Esa mierda de que la gente que es bipolar son las únicas que padecen de esta mierda es falsa. Todos influimos de maneras muy distintas a la hora de demostrar qué y quienes somos. No necesariamente el hecho de que yo me considere una persona feliz significa que realmente lo sea. Quizás dentro habita un depresivo que se quiere volar la tapa de los sesos con una escopeta y dejar la pared de la casa decorada con cantitos de cráneo y encéfalo. (mmm me relambo). ¡Cojones, es! El ser humano siempre ha sido una criatura extraña y abstracta el cual siempre tiene formas de demostrar sus sentimientos y tiene ese poder único de poder demostrar estos sentimientos y proyectarlos en el mundo.

    Pero este blog no es para educar a la gente con palabrería técnica. Aquí estamos para hablar la mierda como es. Yo soy de los que piensa que todo el mundo tiene un hijo-e-puta dentro de sí. Solo basta con que a uno le opriman los botones que son en el momento exacto, a la hora exacta para que uno actúe y se dedique a ser todo un patea culos. Todos tenemos ese rinconcito oscuro dentro de nuestra alma. Ese rincón es donde podemos contener a ese otro yo que está encadenado. Loco por salir. Ese yo alterno que lo que quiere es desfogarse y cobrar cuentas a todo mamabicho que nos ha hecho un daño en nuestra vida.

    Ese hijo de puta que está dentro de ti, canto de cabrón, es como un bebe que se alimenta, solo que este bebe tu no le vas a dar teta, so pendejo, sino que se alimenta de otra forma. Se alimenta de algo que le llamaremos energía negativa. ¿Qué culo es eso de energía negativa? Pues sencillamente estas pendejases que te pasan en el día a día que realmente te amargan la existencia. La Energía Negativa se compone de tres cosas:

    1. Pendejería: Que es cuando la gente actúa como que changa y en la lenta. Pajuatos que se hacen los pendejos para salirse con la suya.
    2. Cabronería: Cuando te da dolores de cabeza y migraña las actitudes de tus conciudadanos (búscalo en el diccionario, mamabicho)
    3. Mariconería: Es cuando las actitudes de los individuos te caen como si Karl Malone te lo estuviera metiendo por el culo.
    Toda esta mierda se acumula y es entonces cuando se convierte en la energía negativa que alimenta al hijo de puta que tenemos adentro.
    Hay que tener una cosa aclarada, mi estimado lector. El Hijo de Puta que llevas en tu interior es un personaje que te quieres guardar. Quizás hasta deberías hacerlo pues éste realmente te puede descojonar la vida para bien o para mal. Tu tienes un Yo-Malo. Ese Yo-Malo lo que quiere es cabrearse y despotricar contra todos los cabrones que te quisieron joder y aunque eso suene lindo y bello siempre te pasará que ese Yo-Malo (que es el nombre alterno al Hijo de Puta que Hay en Mí) provocará daños laterales.
    ¿Nunca te ha pasado que te levantas con el bicho parao’ con mal humor y entonces empiezas a hablarle estrujado a tu mamá, a tu papá a tu hermanito Pepe, a tu tití, en fin a todo el mundo? Puedes decir cosas horribles como cagarte en Dios en Viernes Santo en una misa. Cosa cabrona. ¿Entiendes? Ofendiste al Padre, al rebaño, los monaguillos y a Dios y nada jode tan cabrón que la furia de Dios en tus costillas. Pregúntale a Lucifer que se cagó en quién lo hiso cuando lo mandaron a la tierra y lo volvieron serpiente para que se mamara un bicho por la eternidad. El punto es, El Hijo de Puta que llevas dentro merece que lo calmes.
    ¿Pero cómo calmo a este cabrón?
    Pendejo no puedes. Lo siento. Si esperabas que te diera una respuesta a esto te haz mandado a joder. ¿Por qué? Porque El HIjo de Puta que tienes en  tu ser es parte de tu personalidad. That’s it! Serías todo un pendejo si lo negaras. Lo que tienes primero que todo es reconocerte a ti mismo y no mercadearte como lo que realmente no eres. Eres un tipo que sufre, so pendejo. Un tipo que no eres completamente felíz. Nadie es completamnte felíz. NADIE. Todos tenemos nuestros ánimos y ganas de pasarla bien y ganas de arrancarle las uñas con un alicate a alguien. Tu eres un conjunto de cosas.
    Yo, Merdócrata soy un tipo good looking y tengo la pinga enorme.  La tengo tan enorme que hasta lo escribí en “bold” . No por eso significa que soy una persona felíz conmigo mismo 24/7. No funciona así. Yo tengo sentimientos aunque sea un pedazo de mierda, ¿sabías? No todo lo que me pasa es bueno. Me encojonan tantas cosas y la mayoría de las mismas las resuelvo con mirar al cielo y exclamar “¡Me cago en la hostia! “. No por eso la gente me odia y muchos menos me vuelvo menos ser humano. ¡Al contrario! Mucha gente aprecia a los que se defecan en el pan sagrado porque simplemente se vuelven sinceros con ellos mismos.
    Moraleja. El Hijo de Puta que llevas contigo es parte de lo que te define como individuo. ¡Déjalo salir! He aquí un listado de los mejores exponentes del “Hijo de Puta que hay en mí”.
    • Danny Rivera
    • Tito Rojas
    • El Cano Estremera
    • Flor Meléndez
    • Tío Maneco
    • Luisito Vigoreaux
    • Thomas Rivera Schatz
    • Harold Camping (mención honorífica)
    Estos hijos de la gran puta duermen tranquilos. Tienen el mundo bajo sus pies. ¿Saben por qué? Porque son sinceros y no se mienten a sí mismos. No hay nada más bonito en esta vida que uno estar claro en lo que es, así seas un cabrón salsero periquero de los 1970 (Héctor Lavoe RIP).
    Respétate a tí mismo y contigo poníendo a Dios por delante, demuéstrale al mundo lo que eres…
    Un Tremendo Hijo de Puta.
     
    • El Escarabajo 1:09 am el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

      Uffffffff!!!!!!! Entregauuuuu a la maldad. Eso si es un manifiesto mi hermano.

    • Mierdoso 1:14 am el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

      Jajajaja–> “¿Nunca te ha pasado que te levantas con el bicho parao’ con mal humor y entonces empiezas a hablarle estrujado a tu mamá, a tu papá a tu hermanito Pepe, a tu tití, en fin a todo el mundo?” qué claje cabrón. Pero es verdad, todos tenemos un hijo de puta, un cafre y un bellaco en todos nosotros.

      • El Escarabajo 1:15 am el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

        Asi es la vida hermanito. Uno amanece apestau. Sin querer que nadie le hable y mire a uno….

      • merdocrata™ 1:16 am el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

        Eso es así y reprimir esos sentimientos es contra-natura.

    • Ramesis 3:19 am el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

      Amém mi Merdocrata amigo todos tenemos un hijo e puta en nuestro ser

    • Nesty 6:26 am el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

      Muy Buenooooooo!!!!!

    • sin_memoria 3:25 pm el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

      Lo mas malo de pararse con el bicho parao es que tengas visita y tienes que pasar por donde están ellos para llegar al baño. Yo feliz voy con mis boxers y mi aliento de dragón y los saludo la otra vez la nena de los testigos de Jehová me dejo el numero de teléfono. Esa nena si que sabe!

    • Koky BlogeradelaOstia 3:34 pm el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

      fuck yea.
      me encanto este. yo fomento cualquier comportamiento ostioso a sabiendas de mi superioridad. como te comente anoche (wiiii) mi hija de puta se encuentra en las afueras; (mi madre-quien hace honor a su puesto-) me dio la pinta de la mujer mas hija de la gran puta del mundo. y a veces me paso de pendeja. el hijo de puta debe siempre mantenerse al margen, pero listo para el ataque. nunca rescesivo. (mira lo que le paso a osama bin laden) ej. con la mano siempre puesta en la bocina del carro, lista para hacer sentir como mierda al imbecil que no sabe guiar. (ya sea una anciana) y el dedo listo para sacarselo a quien te conteste con un bocinazo. tu saes; si no esta armau. para mi ser un hijo/ a es un estilo de vida. aunque tenga que aparentarse. los quiero cabrones; pero YO SOY LA OSTIA.

    • Despeinada 3:51 pm el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

      Definitivamente hoy tengo acitvada la hija de puta que hay en mí. Ando cagándome en Dios, en la hostia, en el Diablo, en todo, desde que desperté. Puñeta!

      • merdocrata™ 4:20 pm el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

        Despeinada, te conozco personalmente y déjame decirteque te falto cagarte en Yukillú, en los cemíes y hasta en los bohíques. Que se joda

    • Chela 8:34 pm el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

      Diantre y en mi casa como me jodían por grito-na y yo decía prefiero ser grito na que tener una Ulcera, jajajajjajajaja, Ser Un HP y no es Hewlet Packard es sinónimo de ser saludable, malo es cuando lo dejas apoderarse de ti y entonces eres un asesino en serie o un psicópata, uy, es tenerlo y controlarlo el secreto del éxito. Papo ud es mi hermano!

      • merdocrata™ 9:41 pm el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

        Eres mi hermana también Chela. Recuerda controlar la hija de puta que tienes dentro. No queremos una Hitler aqui 😉

    • Morfea 10:21 pm el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

      Cierto,todos tenemos un hijo/a de puta dentro…unos lo sacan mas a menudo que otros…..
      Pero no siempre es bueno darle “salida” a ese espiritus demoniacus,enemigo de Ghandi.
      despues de todo, la mente es quien controla todo lo que uno hace o dice y el HDP no es lo suficientemente inteligente para hacer su desmadre y salir victorioso…o terminamos “regañados” o seriamente en problemas….

      No se si sean los años o una virtud que yo tengo ,pero he aprendido a “educar” a esa hija de puta que llevo dentro de mi,es mejor dar bofetada con guante blanco que sacar el lexico grosero de una “verdulera”….a veces es necesario,SI.
      Pero es mucho mejor dar donde mas duele con las palabras y/o acciones que nos dejaran con una gran satisfaccion de revancha y una gran sonrisa en la cara que solo puede decir…..CUIDADO,SOY UNA HIJA DE LA CHINGADA!!!!!

      • merdocrata™ 10:33 pm el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

        Auto-Control es la palabra clave. Puedes ser un HDP pero hayq ue saber cuándo y dónde serlo.

    • Morfea 10:26 pm el mayo 24, 2011 Permalink | Responder

      El espiritus demoniacus es enemigo de GANDHI…..y de mi ortografia,jajajaja!!! Chingue la chingada!!!!

    • Culito de Pan 1:48 am el mayo 25, 2011 Permalink | Responder

      Nada mas cierto todos somos hijos de puta en el fondo lo que pasa es que el angelito no deja que el diablito haga lo que quiere pq si lo haces puedes ir preso, morir o cagarte en tu madre.

      Eres mi idolo y lo sabes!!!

      PD. Espero estes complacido con mi primer commentario aqui, sabes quien soy, jejjeje. ahhhh y no hay ritual de iniciacion o algo asi?

      • merdocrata™ 1:51 am el mayo 25, 2011 Permalink | Responder

        Se quien eres mami, eres mi grupi #1. ❤ pórtese bien!!

        • Culito de Pan 2:08 am el mayo 25, 2011 Permalink

          Como no vas a saber, si acabamos de hablar por FB til 2 am

    • Erika 3:02 am el octubre 20, 2011 Permalink | Responder

      Merdocrata definitiva todos tenemos un hijo e puta dentro…. Con esto me acordastes mis dias de cabroneria intensa q ni tan siquiera me sonrio con nadie y rápidamente empiezo a cagarmele en la madre a to el mundo… Uno tiene q bajar la tensión y q mejor manera q levantarte bien encojona a bajar todos los santos del cielo y cagartele en la madre a todo cabron o cabrona q te joda el dia …. Grax a este post me doy cuenta q no soy la única q se levanta poseida.. Jajajaja saluditos

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar