Archivo de la etiqueta: tetas

Solo quiero chichar

Me estaba haciendo la puñeta con una lija 400 pues estaba bellaco viendo la última edición del shopper de SEARS. Estaba bellaco bien cabrón y tenía el bicho como punta de lápiz a punto de coger el College Board. Estoy en ná y recibo una llamada a mi celular. Lo tenía en el baño y me tropiezo con el filo de la mesa de noche y casi me lleva el tío peluca. Me cagué en la ostia y busqué el celular.

“¡Hola! ¿Cómo estás?”  dijo la voz preciosa de esa mujer. Yo le doy cháchara porque soy un tipo cortés y no como los welebichos que leen mi blog y dialogamos. Hablamos de todo. Amor, fidelidad, lealtad y por último salió el tema del sexo. Una cosa llegó a la otra y eso es lo que me motivo a escribir este post.

Las personas son criaturas extrañas las cuales están compuestas de deseos y gustos. Unos les gusta el cornflei con leche, otros les gusta la leche en el culo; otros desean  güineitos en escabeche y otros que le hagan escabeche el güineo. Entiéndase que somos unas criaturas de gustos. Pero creo que más que de gustos, lo somos también de deseos. Me pueden criticar por lo que sea pero que se joda, yo soy de los que piensa que los seres humanos somos mucho más animales de lo que nosotros queremos reconocer.

Seguimos aún nuestro instinto. Somos gente que valoramos lo que nos dice la mente, el corazón y sobre todo la pinga o la tota. Hablemos de pinga y tota. ¿Sabías que un hombre en sus 60’s, 70’s y por ahi pueden aun preñar? O sea que el bicho aun le funciona. ¿Sabías que una mujer aún se le moja la pájara después de vieja? Le puedes meter figa luego de su menopausea. Entiéndase que no hay excusa pa’ dejar de chichar. Pero lamentablemente nosotros como sociedad tenemos la mala maña de ver el amor y el sexo bajo distintos prismas. Me explico:

Amor: Aceptación. La sociedad lo ve como uno de los pilares que mueven a la familia puertorriqueña y la del resto del mundo. Amor de padre, de hijo, de amigo, de enamorados. Es tan diverso y se acepta. Se mercadeo como algo lindo y bello que todos debemos experimentar.

Sexo: Tabú. La sociedad lo ve y lo toma con pinzas. Meter pinga es malo y se debe de tratar aparte. Es un acto natural que se debe de cuidar y mientras menos se hable mejor. Tan diverso como el amor (y hasta más). No queremos que nuestro medio ambiente se contamine con feromonas, sangre y semen.

Esa es la mierda que pasa. Amor es bueno siempre y cuando no se trate del sexo. El sexo es el tabú más grande que tenemos que afrontar todos nosotros, digo, por lo menos el puertorriqueño general. Me da hasta gracia porque a veces nos queremos vender como si fueramos un país de vanguardia en donde el alcohol, y la joda es lo que nos define como pueblo pero cuando se habla de poner a una hembra a cagar a dentro y dejarla como brocheta entonces la gente te mira feo.

¿Por qué? ¿Por qué tenerle miedo al sexo?

El sexo es bueno en todas las formas. Desde una buena paja hecha por la chica de uno hasta par de nalgadas con par de jalones de pelo incluído mientras la tienes en 20 uñas dándole felpa. Cada cual tiene su forma de chichar y pasarla cabrón y de hecho, de eso es lo que quiero hablar hoy. Sobre el chichar. Pero no solo chichar por chichar sino la chichaera sin compromiso. ¿Alguno de aquí ha vivido la experiencia de lo que es hechar un polvo sin tener la mente en que tiene que responderle a alguien en particular? Entiéndanme, no hablo de pegarle cuernos a tu mujer o a tu macho con otro tipo y no sentirte puta culpable. Hablo más bien de un fucking buddy o fucking partner. Ese tipo de relación en donde tienes una amistad con cierta persona y que andan en la clara: “nuestra relación es estrictamente sexual”.

¿Quién en su juventud no hubira querido eso? Tener una mujer que esté dura y que solo quiere que la calzes hasta el 8 de bastos. Digo, ha de estar cabrón. Pero tal y como me contó una persona la cual conozco, esas relaciones a veces traen cola. Me explico. Gente que quieren hechar un polvo expresso. Tu sabes, es como llamar a Pizza Hut y pedir una casqueta pa tu palitroque. Pasándola cabrón, lo sé. Pero qué sucede si quedas con la persona, te hace la puñeta y luego te confieza que te ama. WTF. Eso no es lo que te esperabas. Le diste el breik de que te cogiera la pinga y te lo hiciera un puto acordeón y ahora te vino con la mierda de que te ha aprendido a querer y que quiere que le des una oportunidad. Ea’ puñeta. Y cuando eso pasa, entonces ya todo se jodió.

Comenzar relaciones con fucking buddies está cabrón por el hecho de que lo que te ha unido a esa persona solamente fue el tamaño de su maseta o los gajos de la chica. Ah, y que es tremendo ser humano. Pero that’s it!!! ¿Por qué ir a otra cosa más? ¿Por qué recurrir a romper la magia del sexo desenfrenado para luego andar en búsqueda de un compromiso? Digo, yo se que existe gente que gustan de relaciones serias y eso lo respeto, quién sabe, quizás quién les escribe tras este blog sea uno de ellos, pero esa gente está en la clara. Relaciones serias con personas serias. Fine. Finito. Eso está bien, ¿pero cómo es que una persona que lo que quiere es mojar el nugget con otra persona decide acabar toda esa aventura lechera solo por probar suerte?

Los que quieren una relación de fuck buddy no buscan de compromiso alguno. Puñeta, por algo es que se llama Fuck Buddy. No te quiere. No te ama. No siente nada por ti que no sea una atracción completamente sexual. Carnal. ¿Por qué lo estás jodiendo? El tipo quizás tuvo una mala experiencia con el amor y lo que quiere es tener algo sin compromiso. Olvidarse de lo que es sencillamente tener una novia y seguir pa’ lante. Júntele eso si es que sus rompimiento tuvo que ver con un cuerno o una mierda así. O sea, el fuck buddy en su mayoría a vivido experiencias no muy gratas con el sexo opuesto (a menos que seas gay) y lo que quiere es tener una oportunidad de disfrutar de uno de los mejores plaseres de la vida sin la nececidad de levantarse de la cama viendole la cara a una persona por los próximos 60 o 70 años de su vida, digo, si es que permanecen casados.

Amigo que me lees, no pierdas tu tiempo. Si quieres una mujer pa’ una relación para en serio entonces deja claro eso desde el día uno. Eso no significa que no vas a chichar. Quizás chiches. Puede que no de la primera pero eso no significa que serás un miserable en la cama ni mucho menos. Pero si quieres que te correspondan en el amor, pues háblale claro. Dile que le gustas, que es una chica especial, y wele rico… que tiene unos cocos bravos y que te para el bicho mientras hablas por teléfono sobre cosas insignificantes e importantes pero que le dá sentido a la vida. Se honesto. Ve con calma. Rilax y quizás la pases cabrón ahí y de paso tienes una mujer para poder afincarte.

Pero si lo que quieres es una mordidita de tetillas y estás como tornillo pidiendo rosca y con ganas de empalar un buen culo entonces entrégate al sexo sin compromiso. Mantén esa relación especial entre tu pareja y tu y no te tires de pecho a otras cosas que simplemente no vale la pena. Ella se sentirá mal si cambias de pareser. Ella quiere daga, tu quieres tota. Es un win-win situation. ¿Por qué joderlo? Disfruta del sexo, te lo mereses. No seas mamabicho; espabílate si comienzas a sentir algo más que atracción hacia esa pareja. Si tu corazón late demasiado mientras chichas, grapa tu pandorca, martíllate la punta del bicho y repítete a tí mismo

… “Solo quiero chichar”

Cocos Bravos: Hablando de Tetas

Desde el principio de los tiempos los seres humanos han vivido todo tipo de experiencias. En algunos casos estas experiencias pudieron llegar a ser divinas, experiencias de sobrevivencia, arte, guerra pero ante todo, el ser humano a vivido de la experiencia sexual. Los seres humanos son criaturas sexuales que todo tipo de comentario y/o acción tomada por nuestro semejante le damos un matiz sexual y no es para menos. Prende el carro pendejo y conduce y dime si en la isla no hay un sitio el cual le dicen Las Tetas de Cayey. ¿Me entiendes? Es algo así como que si la misma madre naturaleza se encargara de decirnos por qué es Madre y no Padre Naturaleza.  Cosa cabrona.

¿Pero por qué los hombres amamos las tetas? Yo leí en un artículo unos años atrás de que los hombres ven las tetas con tanta pasión por el hecho de que con ellas recordamos dizque nuestros tiempos de infancia en donde nos pegábamos en la teta de nuestras madres para beber leche y eso. Yo no sé. Pero cuando veo porno yo lo menos que pienso es en las tetas de mi madre, Dios la tenga acogida en su seno, (seno, get it?), yo lo que quiero es cogérselas y morderselas, lambérelas, darle machetazos al pecho…. una barbaridad de cosas.

¿Pero qué me lleva a esto? ¿Qué es lo que como hombre me hace sentir tan apasionado por las glándulas mamarias?

No tengo idea, pero puedo decirles una cosa. Nada dice “soy mujer” más que un par de tetas. Y por tetas lo digo en el sentido universal. Un par de tetas distingue a Steven Tyler (el hombre con la cara más femenina del mundo) de Marian Pabón y como ustedes bien saben, Mariam tiene una clase e’ tetas mmm… me relambo. O sea, desde hace más de 10,000 años atrás el ser humano a estado demasiado de enfuscao’ en lo que es la fertilidad y nosotros cuando vemos tetas lo que vemos es cama. Es sencillo. Tetas al aire = Calentura segura. De hecho, yo se que muchas chicas que me leen por aquí me van a querer matar y los hombres me van a aplaudir, pero que se joda, lo voy a decir… Las tetas son el segundo rostro de una mujer. Sip, así mismo es, y que me lluevan las chinchas ahora pero lo que digo es verdad. Yo cuando salgo y veo a una mujer no puedo aguantarme… tengo que mirarle la tetas y luego la cara, pero rápido pa  que no se de de cuenta. ¿Seré un bellaco malo? No lo sé. Creo que eso es lo que hacen todos los hombres completos. Mirar tetas.

Pero las tetas es nuestra pasión. La mujer es una criatura erótica y agradable a la vista. Biológicamente está diseñada para cumplir esos deseos que tantos tenías reprimidos décadas atrás cuando le robabas El Nuevo Día a tu papá para tumbarte el shopper de Sears y hacerte una puñetita. ¿Cuántos de nosotros no se quedaba viendo el canal 2 (Telemundo) los fines de semana cerca del medio día para ver Baywatch? Yo le pago al cabrón que me diga a mí que veía Baywatch solo por la trama. Maricón, es que ni por la trama. Nos quedavamos eslembaos viendo como le rebotaban  las enormes tetas de Pamela Anderson en la intro.

¿Cuántas te hiciste en los 90’s  viendo esta intro?

La cosa es sencilla mi gente. La mujer tiene un poder cabrón. Con las tetas lo pueden lograr todo. Es como si Dios nos diera a nosotros los hombres el don de ser El Macho de la relación, el que se jode trabajando, el jefe de la casa y toda esa mierda y a la mujer le dio tetas como quien dice como para hacer el balance de que, “si cabrón tu controlas el pago del carro y el apartamento, pero con estas tetas yo te controlo a ti” . Mi hermano es que ni tan siquiera es justo. Nosotros no podemos llevar escote en los pantalones para mostrar ni el tronco del bicho y si lo hacemos nos arrestan por exposiciones deshonestas. Bad trip. Pero si ellas muestran su par, mi hermano, olvídate que el juez declara un No A Lugar y pal carajo.

Dicen que un pelo de crica hala más que una junta de bueyes, es cierto, pero no creo que todas las mujeres anden enseñándole la pájara a todo el mundo. Las tetas les da personalidad, status, les da belleza y control sobre los que lo rodean. Es un arma peligrosa. Pero no me quedaré hablando de mi visión como hombre sobre que tan ricas, sabrosas y deliciosas son las tetas sino que he invitado, sin escatimar en gastos a dos compañeras blogueras las cuales se destacan por tener tetas, pues son mujer, o sea tienen tetas, pezones y todo eso, o sea tetas en todo el sentido de la palabra. Estas dos chicas les comentará de una manera juiciosa lo bueno y lo malo de tener un par.

A continuación les presento a nuestra primera exponente. Ella es mi querida amiga Koky Blogeradelaostia autora de El Blog de Koky y expone lo malo (¿en serio tiene algo malo?) de tener tetas.

¿Lo malo de tener tetas?

  1. No podemos correr.
  2. No podemos hacer ejercicio sin un sport bra.
  3. No cabemos en camisas small.
  4. Cualquier camisa con diseño se estira bien cabron y se ve viaru lo que dice.
  5. Si me pongo una polo de esas la coste; el cocodrilo termina en el sobaco.
  6. Dormir con brassier para evitar la gravedad

Muchas gracias a Koky por su aporte y que le importa un bicho que opinen de ella. Eso es inusual pero que se joda, máxime cuando no escribió el clásico  “da dolor de espalda” y pendejases así.

Ahora, para hablar de las ventajas de tener tetas les voy a presentar a esta persona  a la cual le pondremos de nombre “Chica Copa B“, también conocida bloguera el cual nos explicará lo bueno de tener tetitas.

¿Lo bueno de tener tetas?

  1. Te avisan cuando hace frio para que sepas que es momento de buscar un abrigo.
  2. Tienen un poder increible en el sexo masculino, ya sea porque son redonditas, suavecitas, carnocitas, tienen bounce, o lo que sea, a los nenes le gusta eso, y cualquier cosa que atonte al sexo opuesto es super buena.
  3. Le dan un efecto 3D a las camisetas esas que tienen mensajes. Eso siempre es cool pq resaltan lo que sea que quieres decir con tu camiseta.
  4. Puedes alimentar bebés totalmente gratis. Es más, una vez leí de una yola de indocumentados que se accidentó y los pocos sobrevivientes mamaron teta.
  5. Porque las puedes decorar con brassieres sexys tipo “regalito” para que cuando te los quiten sea cómo una sorpresita. Venden hasta brillito para decorarlas y esas chucherías nos encantan a las nenas.
  6. Porque puedes usarlas para fresquerías.
  7. Porque los hombres no tienen, bueno, no todos los hombres tienen.
  8. PQ son lindas. Bien lindas.

Pues ahí lo tienen compañeros, eso fue los pro y los contra de tener tetas según la opinión de dos mujeres en particular. Esta lista se podría extender pero quién mejor para extenderla que ustedes mismos los que leen esto. No se ponga media pendeja. Aporta en los comentarios sobre las ventajas y desventajas de las tetas. Así que nada, busquen porno, salgo afuera, conduzca y camine por Canton Mall si es necesario pero no importa lo que hagas, no olvides el contacto visual.

A las mujeres no les importa mucho que les miren esos cocos bravos, se respetuoso, míraselas y sonríele, agárralas y dales un besito y exclama

“Gracias mujer!!, Gracias por Existir!!”

Revolcándome en El Bambú – Crónicas Moteleras 3

Bueno cabrones primero que todo mala mía porque de veras los dejé abandonado con el post ese de que quería dar un tour por el Bambú para hacer un Review pero la verdad es que pasó mucho tiempo en lo que la grilla y yo nos fuimos para allá. Probamos otros sitios pero igual la idea era ir al bambú. Pero anyway en lo que me salió del forro buscar las fotos y decidirme postear aquí pues, que se yo, me entretuve asiendo otras cosas, pero pal carajo. Primero que todo tengo que decirles que mi experiencia en El bambú fue una cool… pero eso si, tampoco fue tan guau. Seamos honestos, yo pensé que El bambú era como chichar en el reino de Alibaba o algo así, pues yo siempre me hice de la mente el visitar la habitación esa que sale en la web de ellos que parece una fokin imitación de Suite de Hotel pero la verdad me gu más modesto porque cabrones, el día que ustedes me paguen para hacer reviews entonces pago la habitación de $70 y pico. Yo lo que hice fue que pague una de cuarentipico creo yo, no ando seguro y heche un rico polvo que ni les cuento.

Eso si, se veía cool el sitio, limpio y toda la pendeja, pero como que con 40 y pico podría conseguir una mejor habitación, para mí en otros moteles como el Villa Borinquen o La Hamaca (ese motel anda mega cabrón, pero un review de ellos otro momento). Pero con un presupuesto de un 30 hacho no te puedes quejar.

Coño, es que tenemos que ser honestos. no esperen que con $30 te den un cabrón Jacuzzi tu sabes, pero para lo que pagué, la verdad, que estuvo aceptable la habitación que escogimos. Es más, mucho más cabrón que la del OK que fui un tiempo atrás que son temáticas pero esa de la habitación Surfer está mega charra y más fea que una cagada en Dios en plena misa en un Viernes Santo. Ahh!! Pero esa es otra histoia.

Pero pal’ carajo, aquí algunas pics coño.

Sea mi vida gris, el cabrón Blogger  no me deja subir más fotos, pero aquí subo más en tinypic o imageshack que se joda, la necesidad es padre (¿o madre?) de la invención. ¿Con ganas de más fotos? Aquí en este enlace pueden ver el sobrante de fotos:

http://yfrog.com/n1img0225cjx

Pero nada chequéen par de pics para que me digan si les gusta la habitación o recomiendan mejores.

Diablo que sueño más cabrón, los dejo que tengo que ir a echar un polvo, digo un seño. Un abrazo y ojalá tengan algo que aportar a este blog. Chequiamos bitches.

 

Nota aclaratoria: Buscando en mi antiguo blog de Crónicas Moteleras me di de cuenta que me eliminaron los post de dentro del motel … FUCCKKKK!!! A saber Dios como recupero eso ahora. Pero igual cierren los ojos y visualicen algo cabrón.

Crónicas Moteleras – Parte 1

Recuerdo que hace unos meses largos atrás yo cree un blog el cuál se llamaba Crónicas Moteleras. Ese blog lo tenía con el propósito de hacerle un bien común a toda la humanidad que me sigue en esta mierda de las redes sociales, la blogosfera y toda esas mierdas de términos que se crean hoy en día para poder describir esta pendejá. Un día dejé de escribir. ¿Por qué? No lo sé. Creo que más que todo fue por el hecho de que no encontraba la misma musa que cuando escribo ahora bajo el nombre de Merdócrata. Ahora me siento como un Dios o facsímil razonable. Bueno, a lo que voy. En este blog yo tenía varios artículos que tiene que ver sobre la sub-cultura motelística de Puerto Rico. El arte del buen chichar y dónde hacerlo y en hora buena. Para eso estamos aquí: Para entregarnos a la maldad.

Dividiré este material en varias partes para darle ese feeling original que tenía ese blog mío. Apuesto que le sacarán provecho, así que Pal’ carajo, aquí les dejo uno de los primeros artículos

Por mucho tiempo se me vendió en las películas de esas que pasan por la televisión en “Tu Película” por Teleonce allá en el siglo 20 esa pendejada de que los Moteles son lugares familiares en donde los gringos se quedaban con su esposa e hijos para descansar luego de un largo viaje. Me recuerdo bien de eso ahora que me recuerdo que era una película donde salía Chevy Chase llevando de vacaciones a su familia. Coño pero que mentira más repugnante esta. En Puerto Rico los moteles no son para llevar a la familia, por lo menos a mi familia no la llevaría al “OK” para un descancito luego de horas de borrachera luego de la Agro-feria Picú. No nononono no!!!! Los moteles son los nidos de amor que cientos de puertorriqueños aprobechamos para llevar a nuestras “novias” (si mi gente, novias), y gente que queremos “mucho” (si mi gente, mucho) para unos momentos de sexo desenfrenado. ya tu sabes, mojar el nugget y esa pendejá. Pero me pregunto yo, que soy un tipo un tanto inculto sobre ciertos menesteres de la vida, de dónde carajo nació el concepto del Motel = Chichar. Digo, yo no es por nada pero es que cuando se habla de motel lo primero que me viene a la mente es sábanas sucias y chingar. Más nada. ¿De donde culo salió todo eso? Es tiempo de buscar respuestas, ir motel a motel, y si no las consigo, almenos, hechar un polvo en cada uno de ellos, que se joda. Total solo para eso sirven… chingar.

Ahora para darle mis 2 Cents a esta vaina. Es que tengo razón. Esa mierda de llevar a la familia a un motel ha de estar cabrón. Imagínate que los hijos de uno estén jodiendo dentro de la habitación y le den click al control remoto del televisor y cambian de WAPA TV a una escena de un negro molleto dándole felpa a una rubia y poniéndola a cagar pa’ dentro. Peor aún, imagina que Genoveva, tu fucking hija le de por pasarle el aliento al espejo del motel y lo que se encuentre es con un dibujo de un bicho con cuernos. ¡Ponte a pensar en la terapia para tu hija! Cosa cabrona. Motel =/= Familia. Punto.

Los moteles de Puerto Rico suplen una necesidad importante para nuestro pueblo. Esa necesidad es la de facilitar el proceso de hechar un polvo. No hay otra cosa. ¡Todo el mundo chicha! ¿Tu ves a Chemo Soto?  Así de mierda y de repugnante que se ve el cabrón ese no podrás negar que tiene una hija que está como quiere y me refiero a la narcolegisladora Lorna Soto. Esa cabrona #CVA obligao’. ¿Y dónde tu crees que Chemo fecundó el ovario que creó a esta hembra? En un puto motel, obviamente.  Los moteles de la isla suplen la necesidad del bellaco, del rico, del pobre, la clase media y la alta (la baja va a los moteles y chicha en la covacha del conserje almenos); del que es fiel y del infiel.

Esto es simplemente una industria que tiene sus cimientos en semen, gemidos y cuernos. Un motel es algo único y especial. De hecho, todos tienen sus favoritos. Desde Las Villas en Levitown hasta el Tío Flor en Cidra, todo bellaco tiene un motel para poder tener su nidito de amor con esa personita especial. Todos somos humanos y queremos echar un polvo donde nuestro corazón lo diga, pero tampoco somos pendejos. No queremos que nuestros suegros, amigos y/o familiares nos pillen dándole y no consejos a nuestra pareja. Te quieres escabullir y hacer esas sucias fantasías realidad.

¿Te quiéres poner un strap-on chica lesbi y darle guateke a tu jebita? ¿Pedazo de cabrón, te olvidaste de comprar tu Pepa Negra? El motel te lo proporciona. ¿Te nececitas estimular un poco? Prende la fucking TV que de seguro hay bukake en la tele. Cabrón, no hay motivo para no ir a uno. Claro, siempre está la pendeja (y uno que otro pendejo colao’ ) que te dice “hay no que solo las putas van a moteles”. Mire maricón, solo los que aman a su pareja van a moteles. Y para aclararte algo, welebicho que me lees y estás prendío, mientras más cara la habitación más es el amor que sientes por esa personita que deseas. O sea, más dinero = más amor. Eso es obvio.

Mi buen consejo es que si de veras quieres ir a un motel estés seguro que la jebita esté en la clara. No soy partidario de la mierda esa de llevar a nadie por obligación a la cama. Háblale claro. Dile que la quiéres llevar a darle un paseo, le prestas tu celular y le pones este blog (de seguro que le pone bellaca mis temas) y cuando te sobe la pinga sobre el pantalón (porque de seguro pasará) le dices que conoces un lugar especial para estar. Ahí es cuando esa jeva la tendrás bajo tus pies. ¿Sabes por qué? Porque se pondrá en la mente dónde, cómo y cuándo la pondrás a cabecear. Oh-OH! Ella no sabrá que será en un motel. Quizás piense que la llevarás al Condado o una mierda así, pero pal carajo, a las mujeres tampoco es que hay que hacerle tanto caso en cuanto a temas de bellaqueo. Solo se chicha y ya. Bueno, la cosa es que la llevarás a ese motel de predilección, le tapas los ojitos, le dices que se acueste y que cuente hasta 50 (si eres Maripily que cuente de 2 en 2), tiempo necesario para sacar la Budweiser que dejaste en el carro y te bajes tu buena dosis de Pepa Negra para que se te ponga el bicho como la pata de palo de un puto pirata y le interrrumpes el conteo con una galleta en la cara pero con la pinga. Uff!! Bellaca y pico que se te pondrá mi hermano. Luego de eso prepárate que lo que viene de ahí pa lante es bellaqueo total e intenso.

¡Hey! Nada dice Te Amo más que un buen pingazo, so que ya sabes lo que tienes que hacer. Que le salga la leche como un puto geiser en el parque Yellowstone por las orejas. Que se joda. Yo voy a ti.

Que el jabón chiquito, el pelo de crica o bicho en la vacineta y el piso emplegostao no joda la fantasía.

Eres un cabrón y nececitas darle amor a una persona especial. Demuestra que amas a ese ser querido llevandola a un motel.